BOLIVIA

Bolivia pone de testigo a la OEA de que Chile negoció salida marítima


La intervención del iraní Payam Akhavan (del equipo de Bolivia) habló de que ya antes los chilenos negociaron una salida marítima para Bolivia ante la OEA

Escuchar el artículo Pausar Lectura

20/03/2018

Payam Akhavan, abogado de Bolivia en La Haya, sustentó que Chile durante los últimos 100 años se comprometió no solo a negociar, sino también a satisfacer la aspiración soberana marítima de nuestro país.

Recordó que en 1983, Bolivia y Chile se sentaron a negociar un texto de la resolución de la Organización de los Estados Americanos (OEA) referida a la demanda marítima boliviana.

"La Asamblea (de la OEA) recomendó que ambos países "inicien un proceso de acercamiento y reforzamiento de la amistad de los pueblos, con el claro propósito de avanzar a una normalización de sus relaciones tendiente a superar las dificultades que los separan, incluyendo en especial una fórmula que haga posible dar a Bolivia una salida soberana al Pacífico sobre las bases que consulten las recíprocas conveniencias y los derechos e intereses de las partes involucradas".

El jurista puntualizó frases de declaraciones de los gobernantes chilenas que dejan sentado su compromiso de dialogar con Bolivia sobre un acceso soberano al mar. "Después de resolver el conflicto de Tacna y Arica, estaremos dispuestos a dar un puerto a Bolivia". "Bolivia encontrará a Chile dispuesto a negociar un puerto propio". Estas declaraciones son sin duda compromisos vinculantes de autoridades chilenas cuando negociaban el apoyo a un plebiscito.

Ahkavan también recordó que la Corte Internacional de Justicia ya usó en el pasado la declaración unilateral de una autoridad oficial como prueba de que se generan efectos jurídicos, citando el caso de la ejecución de ejercicios nucleares en Mururoa.

Chile no habría ejercido compromisos ni plantearía negociaciones sobre el mar si es que todo se hubiera resuelto con el Tratado de 1904, como afirman ellos, argumentó Akhavan

Cuestionó la posición actual de los chilenos preguntando que sus compromisos anteriores: "¿Solo eran caprichos diplomáticos, como dice Chile?"

"Bolivia no cuestiona que las negociaciones requieran de dos partes, pero obviamente una parte puede declarar su intención de negociar; hacen falta dos personas para bailar el tango", alegó ante los jueces de La haya.

 



 




En esta nota