BOLIVIA

Bolivia convoca a bailar caporales en Argentina para romper récord Guinness


Se espera la participación de unas 5.000 personas, con lo que se busca superar el récord Guinness de 3.014 bailarines danzando de manera simultánea que ya registró Bolivia en 2014, recordó el ministerio boliviano

La danza de los caporales fue declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial de Bolivia mediante una ley promulgada en junio de 2011
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

26/10/2018

Miles de intérpretes de la danza boliviana de los caporales buscarán este domingo romper en Buenos Aires un récord Guinness de baile simultáneo en grupo de una interpretación folclórica, informó este viernes el Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia.

Esa institución y la Organización Boliviana de Defensa y Difusión del Folclore Boliviano (Obdefo) convocaron al segundo "Encuentro Mundial de Caporales Cien por Ciento Boliviano" este domingo en la capital argentina, según un comunicado del ministerio.

Se espera la participación de unas 5.000 personas, con lo que se busca superar el récord Guinness de 3.014 bailarines danzando de manera simultánea que ya registró Bolivia en 2014, recordó el ministerio boliviano.



Aquella marca se logró en un evento en la localidad de Guaqui, en el departamento de La Paz, con la interpretación de la morenada, otro baile folclórico boliviano.

"Sólo en Buenos Aires vamos a batir el récord, seremos más de 5.000 bailarines y que todo el mundo se entere que el caporal es de Bolivia y ya hay 38 ciudades inscritas que quieren acompañar el objetivo, sin haber lanzado oficialmente la actividad", sostuvo el presidente de Obdefo, Napoleón Gómez, citado en el comunicado.

El primer encuentro de caporales en Buenos Aires reunió en 2010 a unos 1.500 danzarines y en todo el mundo llegaron a ser unos 20.000, distribuidos en 40 ciudades, señala la nota.

La danza de los caporales fue declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial de Bolivia mediante una ley promulgada en junio de 2011.



Esta danza se desprendió de un baile que evoca la esclavitud de los africanos traídos por los españoles durante la colonia.

Los caporales eran los capataces que vigilaban tanto el trabajo de los esclavos como su lento y desesperanzador traslado desde las tierras bajas hasta el frío altiplano.

En la actualidad la coreografía incluye ágiles saltos y pasos rítmicos que se hacen sonoros con los cascabeles que los varones llevan en sus botas.



 




En esta nota