POLÍTICA

Bolivia augura que el fallo de la CIJ permitirá explorar soluciones aceptables y duraderas


Morales habló de un fallo en el que Bolivia y Chile se sientan satisfechos, sin vencedores ni vencidos. Desde Santiago creen que Evo se declarará vencedor cualquiera que sea el resultado. Bolivia reclamó por dos videos propagandistas


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

27/09/2018

A solo cinco días de que la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, haga público el fallo sobre la denuncia de Bolivia contra Chile por un acceso al mar, el presidente Evo Morales llevó el caso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Para ello utilizó la mitad de su discurso y, en lugar de pedir la solidaridad y simpatía de la comunidad internacional, como en otras oportunidades, expuso los beneficios que este fallo puede traer al mundo, como un ejemplo de resolución pacífica de los conflictos. Esto fue leído desde el otro lado de la cordillera como una “bajada de tono”.

El discurso de Morales ante el pleno de Naciones Unidas fue casi una prolongación de los alegatos de marzo ante la Corte Internacional de Justicia. Lo enmarcó en una de las máximas de la Carta de la ONU: la obligación de los estados a resolver sus diferencias por medios pacíficos. Luego delimitó la demanda presentada por Bolivia ante La Haya en 2013. Dijo que buscaba que Chile cumpliera con su obligación de negociar “de manera efectiva y oportuna un acceso soberano al océano Pacífico”. Habló de dos estados sentados a la mesa acordando soluciones justas y luego dijo lo que Bolivia estaba dispuesto a conceder a Chile: “Una solución duradera, sostenible y mutuamente satisfactoria, al centenario conflicto que enfrentó a dos países vecinos”.

Recordó que la Guerra del Pacífico fue un conflicto por el control de recursos naturales apetecidos por las potencias de la época (guano, salitre y cobre), que ese hecho sentenció a Bolivia a ser un país mediterráneo y que ese encierro afecta al desarrollo humano y económico del país.



Hubo tiempo incluso para las metáforas autorreferenciales. Evo Morales es recordado en el seno de la ONU por su propuesta del agua como derecho humano y utilizó esto para arengar una solución. “El ser humano se complementa con el mar. No es posible la vida sin agua y no es posible pensar en la vida de los pueblos sin mar”, dijo.

Sin hacer foco en ello, Morales mandó el mensaje a Chile de que espera que el fallo sea reconocido y que, a través de él, se asuma los efectos de este centenario conflicto sobre Bolivia y que todos los intentos de solución fueron insuficientes para solucionar el encierro boliviano. Llamó luego a valorar y proyectar las ventajas recíprocas de una reconciliación entre pueblos absurdamente enfrentados.

No es coyuntural

Evo Morales también abrió el paraguas a las críticas mapochinas sobre los verdaderos motivos de la demanda. Uno de los argumentos de la defensa chilena ante La Haya es que Morales presentó la denuncia porque la Constitución de 2010 así se lo exige. Otros políticos trasandinos aseguran que utiliza el tema marítimo para desviar la atención de los conflictos internos. Ante la ONU, Morales defendió que la disputa ante la CIJ “no puede atribuirse a un propósito coyuntural reciente de orden político y electoral”, sino que se remonta a los orígenes mismos de la disputa territorial entre ambas naciones, allá por finales del siglo XIX.



“La decisión que adopte la CIJ, independientemente de sus alcances, marcará un nuevo tiempo en la relación entre Bolivia y Chile, para explorar soluciones mutuamente aceptables y duraderas. La vocación de paz y la voluntad política de nuestros pueblos y sus líderes debe ser unívoca para identificar soluciones posibles, funcionales y con la que las partes se sientan ganadoras y no derrotadas”, auguró.

Antes de ponderar que otros diferendos más longevos y complejos se han resuelto por la vía de los fallos de la Corte, pidió que “Bolivia y Chile, sus pueblos y sus gobernantes, deben esperar una sentencia que, más allá de sus aspectos formales, puede abrir un nuevo tiempo de paz, justicia y fraternidad”.

Del otro lado de la cordillera

Muy rápidamente, el tono conciliador adoptado por Evo Morales ante el escenario internacional fue leído por la prensa mapochina como una “bajada de tono” ante la inminencia del fallo. Así lo reflejó el diario La Tercera en su portal, aunque esto va a contramano de lo expresado por sus políticos. Ayer, casi como repitiendo lo dicho por el senador José Miguel Insulza un día antes, el excanciller Heraldo Muñoz aseguró que sin importar el contenido del fallo, Evo Morales se declarará victorioso. La clase política chilena ha personalizado el diferendo en Morales, por lo que Muñoz dijo que las aseveraciones del presidente boliviano hacen que un escenario de negociación con él de interlocutor será muy difícil.

Eso es lo que se imagina Ximena Fuentes, asesora del equipo de abogados chilenos ante La Haya. La mujer que encabezó la delegación chilena en la reunión de fronteras celebrada en 2017 en Santa Cruz de la Sierra recordó que lo peor que le podría pasar a Chile es tener que sentarse a negociar con Bolivia mar con soberanía, pero que, para que eso suceda, la CIJ tendrá que apuntar cuándo Chile se obligó a aquello. El presidente mapochino, Sebastián Piñera, llegó ayer a Nueva York y tendrá la oportunidad hoy de responder a Morales en el mismo estrado.



Dos videos

Pero no solo Chile reclama por el tono oficial. Ayer, el ministro de Justicia, Héctor Arce, reclamó formalmente por el contenido de dos videos difundidos por La Moneda que tergiversan la demanda boliviana en dos sentidos: Bolivia no pide territorio chileno en La Haya y no ha cambiado su demanda.

Sobre esto también se hizo eco la ministra de comunicación, Gisela López, en su cuenta en Twitter. Consideró que esto muestra desesperación en el bando chileno, calificó las denuncias de inverosímiles y aseguró que Bolivia espera el fallo en paz.

De la libreta

Tuto y su arraigo

Por unas horas, la presencia de Tuto Quiroga en la lectura del fallo estuvo en duda. Por la propuesta de juicios de responsabilidades en su contra, el exmandatario se encuentra arraigado y debe pedir permiso a la Fiscalía para salir del país. Ayer por la tarde se lo concedieron.

Campesinos, en vigilia
La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia convocó a sus afiliados a realizar una vigilia el lunes 1 de octubre para esperar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Humanistas, cercanos
“Independientemente de lo que diga la Corte de La Haya, tenemos que fortalecer nuestros vínculos y nuestro diálogo”, dijo Tomás Hirsch, diputado chileno y líder del Partido Humanista.