bolivia

Bolivia apela a Unasur y Kinn trabaja en el país el tema gas


Choquehuanca reveló que el embajador José Kinn se reunirá con el Ministerio de Hidrocarburos para no descuidar los acuerdos con Brasil. Morales decidirá la fecha del retorno del diplomático

El embajador de Bolivia en Brasil, José Kinn, llegó después de la destitución de Dilma Rousseff

07/09/2016

Hay dos estrategias y no son muy compatibles. Por un lado, el canciller David Choquehuanca pidió a la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) emitir un pronunciamiento sobre los juicios contra las expresidentas Cristina Fernández, de Argentina, y Dilma Rousseff, de Brasil. La otra, se oficializó que el embajador boliviano en Brasilia, José Kinn, trabajará en temas energéticos que se tienen pendientes con el Gobierno de Brasilia.

“Unasur tiene que decir algo de lo que está pasando en Brasil y Argentina, son acontecimientos que nos preocupan. Unasur se manifiesta a través de un comunicado público, ha circulado la posición, pero no hemos podido llegar a un consenso; sabemos que será difícil alcanzar consensos con los presidentes que tienen ciertas tendencias”, señaló Choquehuanca en una entrevista con la estatal Bolivia Tv.

Generar confianza
El canciller boliviano aseguró que se tiene que “reconstruir” la confianza en el bloque regional y profundizar relaciones con los nuevos gobernantes que tienen tendencia de derecha, como el caso de Mauricio Macri, en Argentina, y de Michel Temer, que asumió el mando en Brasil después de la destitución de Dilma Rousseff.

Así, sobre el caso concreto con Brasil, Choquehuanca aclaró que el embajador de Bolivia, José Kinn, no fue retirado de sus funciones y que su convocatoria se debe al desarrollo de labores en el país en temas energéticos que están vinculados con la venta del gas.

“Tenemos una agenda densa con Brasil, las represas, él (Kinn) tiene que trabajar con el Ministerio de Hidrocarburos y así aprovechamos esta situación, tenemos acuerdos en el campo energético y el embajador está en eso, está trabajando”, declaró Choquehuanca a los medios de prensa.

El diplomático adelantó que Kinn está en Santa Cruz y que se reunirá con el presidente Evo Morales. Después, será el jefe de Estado quien decida la fecha del retorno del representante boliviano en Brasilia.
Choquehuanca informó de que el embajador se reunirá con el Ministerio de Hidrocarburos y funcionarios en temas energéticos para avanzar en los acuerdos de venta de energía que estará vigente hasta 2019.

Al respecto, el presidente del Senado, José Gonzales, indicó que la relación comercial con Brasilia seguirá su curso debido a los compromisos firmados y auguró que la situación con Temer se pueda mejorar.

Morales llamó a consultas a Kinn inmediatamente se oficializó la destitución de Dilma Rousseff. Lo mismo hizo Itamaraty, convocó a su embajador en La Paz, Raymundo Santos.

La embajada de Brasil en La Paz anunció que no emitirá posición debido a que Santos debe entregar un informe a Temer. Incluso, se suspendieron las actividades por las fiestas patrias de ese país en La Paz.
El senador opositor Arturo Murillo pidió mejorar la relación comercial con Brasil



En esta nota