BOLIVIA

Berzaín reconoce muerte de inocentes pero niega culpa por octubre negro


El exministro de Defensa de Goni dio su testimonio en el juicio que se lleva adelante en su contra en los EEUU

Sánchez Berzaín declaró que no tuvo responsabilidad en las muertes durante las protestas de octubre de 2003
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/03/2018

Carlos Sánchez Berzaín, exministro de Gonzalo Sánchez de Lozada, inició el martes su testimonio en calidad de acusado ante la Corte federal de Fort Lauderdale, Florida, Estados Unidos, donde se realiza el juicio en su contra por los hechos de octubre de 2003.

Según señala el portal Urgente.bo, el que fuera el hombre fuerte de Goni admitió que durante las protestas que derivaron en la represión de las Fuerzas Armadas hubo inocentes que perdieron la vida, como es el caso de la niña Marlene Rojas, que murió a causa de una bala disparada por un militar. 

Esta es parte de la declaración de Berzaín, que fue interrogado por el abogado Josep Sorkin, publicada por el citado portal:

- ¿Usted nunca se ha reunido con los demandantes?, dijo la parte acusadora

- Nunca, dijo el ex ministro.

- ¿Cuando murió Marlene no les envío condolencias?

- Mandamos, dijo Sánchez. Eso fue una tragedia para los bolivianos, agregó.

- ¿Está de acuerdo que algunas personas inocentes murieron?

- Sí.

- Y ¿que Marlene fue una de esas personas inocentes?

- Sí.

- Y, ¿Lucio? y ¿Teodosia?

Sorkin preguntó nombre por nombre de las nueve víctimas cuyos familiares iniciaron  este proceso. Y el exministro de Defensa dijo que no pretendía individualizar. “No estoy en condiciones de individualizar. Son bolivianos y bolivianas. Fue una tragedia”.

Sánchez Berzaín reiteró en todo momento que no tuvo responsabilidad alguna de estas muertes ya que sus tareas como ministro de Defensa solo eran administrativas. 

Según señala el diario Página Siete, Sorkin preguntó si fue él quien planificó la bajada de los cisternas de gasolina a la ciudad de La Paz, el 12 de octubre de 2003. A ello, el exministro dijo: “Eso es función de los militares”, y agregó que había la necesidad de bajar los cisternas para abastecer con combustibles a la población y ambulancias que recogían heridos. 

Febrero de 2003

En una de sus declaraciones, sobre los hechos sucedidos en febrero de 2003, Sánchez Berzaín dijo que se pretendía asesinar al expresidente  Gonzalo Sánchez de Lozada.

 

 



 




En esta nota