BOLIVIA

Agentes cumplían arresto con sus bebés; la Policía niega supuesto maltrato


El comandante de la Policía de Beni explicó que las uniformadas habían sido arrestadas por incumplir el reglamento, pero -según dijo- estas habrían actuado de manera premeditada llevando a sus hijos

Esta es la imagen que circuló en las redes sociales
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/04/2018

"No ha habido maltrato, se ha querido ver como si se estuvieran violando los derechos humanos y no es así, es falso", dijo Mario Cata Vaca, comandante de la Policía de Beni, en alusión a la fotografía que circuló en las redes sociales en las que se ve a dos mujeres integrantes de la Felcv -en calidad de arrestadas-, sentadas sobre una colchoneta junto a sus hijos.

La autoridad policial no cree que se hubiera cometido una falta en este caso y que se actuó de acuerdo a reglamento. Lo que no entiende es la razón del por qué ambas mujeres decidieron llevar a sus bebés a la comandancia para cumplir con su sanción. "Me parece que lo hicieron de manera premeditada", apuntó a tiempo de indicar que ellas no estaban en celdas policiales ni en calidad de aprehendidas.

Escucha aquí la entrevista:

"El arresto se cumple en dependencias policiales, que es nuestra segunda casa, ahí tenemos comedor, salón, dormitorios, baños (...) es más, algunos de los arrestados deben de reforzar la guardia cuando así se considera", puntualizó.

Pero, ¿por qué las madres policías fueron arrestadas? El jefe de la institución verde olivo de Beni explica que de forma reiterada no cumplieron con la tarea de acondicionamiento físico (realizar ejercicios) que se exige por norma y que por ello sus superiores decidieron emitir el castigo.

El reglamento indica que cuando hay desobediencia a una orden directa, se puede aplicar una sanción y en este caso fue el arresto por 24 horas pero que por "su condición (madres lactantes), se determinó que lo cumplan en horario de oficina y sin realizar algún tipo de trabajo operativo".

Niegan maltrato
Representantes de Derechos Humanos y de la Defensoría del Pueblo se reunieron con la Comandancia de la Policía este lunes para tratar el tema. Se espera un informe final sobre este caso que ha causado diversos comentarios en las redes (la mayoría negativos) en contra de la institución del orden y de sus autoridades. A pesar de ello, el comandante Cata, niega que haya habido algún tipo de maltrato y se mostró abierto a cualquier investigación.

"No he querido conversar con las damas para que no se diga que se las está queriendo amedrentar. Nosotros tenemos nuestro reglamento y actuaremos de acuerdo a ello", indicó.



 




En esta nota