POLÍTICA

Comisión pone bajo sospecha los viajes a Brasil de un fallecido exministro de Mesa


José Galindo viajó a Brasil dos días antes del pago de un soborno de $us 158.000 a una persona con las iniciales C.M., según los registros de ese país. El exministro también fue a Lima

En mayo de 2014, Mesa buscó a Lula durante una visita que hizo al país el ex presidente brasileño | Foto: Archivo EL DEBER
Escuchar el artículo Pausar Lectura

20/05/2018

José Antonio Galindo Neder, exministro de la Presidencia de Carlos Mesa Gisbert, quien falleció en julio de 2007, viajó a San Pablo (Brasil) en el momento en que se orquestaron los convenios con las empresas brasileñas Odebrecht y Camargo-Correa, firmas acusadas de sobornar a funcionarios de distintos gobiernos de Latinoamérica para lograr contratos públicos de construcción: el caso Lava Jato. La comisión de parlamentarios que investiga los contratos con las compañías del vecino país indagará los movimientos de Galindo, que coinciden con la época de los supuestos pagos de coimas.       

Según el reporte migratorio de la exautoridad -al que accedió EL DEBER-, el exministro Galindo hizo tres salidas al exterior en agosto de 2004. La primera fue el 3 de agosto rumbo a Lima (Perú) y retorna el 4 de agosto; el segundo viaje es el 5 de agosto, también a Lima, y regresa el 9 de agosto vía Miami-La Paz; y el último periplo es el 15 de agosto rumbo a San Pablo y regresa a La Paz el 16 vía Lima. 

Es este último viaje que ingresa al cuaderno de investigaciones de la comisión. “Se entiende que la delegación boliviana que negoció con la República Federativa del Brasil el Acuerdo Cuadro y la Declaración conjunta, viajó entre julio y agosto de 2004 a la cabeza del ministro de la Presidencia (Galindo), (que) debe ser parte de la investigación”, dice el informe del grupo de legisladores que investigan los contratos con las constructoras brasileñas.   

La muerte de Galindo
Galindo falleció en julio de 2007 en un trágico accidente en la vía La Paz-Oruro. El exministro conducía su vehículo cuando chocó con un bus de servicio público.  
Por ahora se investiga la construcción de la carretera Santa Cruz-Puerto Suárez. El tramo Roboré-El Carmen lo construyó el consorcio Camargo-Correa y el ramal El Carmen-Arroyo Concepción se firmó con la empresa Odebrecht.

Según el informe de la operación Castillo de Arena, que fue realizado por el Ministerio de Justicia de Brasil, la Policía Federal de ese país y la Superintendencia Regional en San Pablo, el 18 de agosto de 2004, dos días después del retorno de Galindo desde Brasil, se realizó el pago del soborno de $us 158.000 a una persona con las iniciales C.M. El pago lo realizó Marcos Wanderley, presidente de la firma Camargo-Correa. El depósito se lo hizo en dos montos: el primero de $us 150.000 y el segundo, de $us 8.000.     

La presidenta de la comisión que investiga los contratos con las empresas brasileñas, la diputada Susana Rivero, señaló que la indagación parte de las investigaciones que realizaron Estados Unidos y Brasil, en las que se mencionan 17 veces a Bolivia con el pago de sobornos a tres exfuncionarios, que por el momento solo tienen iniciales. 

“Pietro Giavina Bianchi (director de Camargo-Correa) es un personaje clave en esta investigación. Es él quien realiza los sobornos y debemos saber a quiénes realizaba esos pagos. Iremos, previa coordinación con la justicia de Brasil, a entrevistarlo, ya que ahora está en la cárcel”, detalló Rivero. 

El expresidente Carlos Mesa estaba de viaje en el exterior la semana pasada. Uno de sus allegados aseguró que no se referiría a este asunto y recordó que el exmandatario publicó sus descargos en su blog. 

“Debido a la grave situación económica del Estado, durante los siguientes cuatro meses de mi gestión, no fue posible conseguir el financiamiento para cumplir con la parte de los recursos, razón por la que los citados contratos no entraron en vigencia”, explicó Mesa, quien recordó que fue en la gestión de Eduardo Rodríguez Veltzé que se firmaron los convenios con las empresas brasileñas.  

El paso a Rodríguez
“El Gobierno del presidente Rodríguez, con esos decretos, modificó algunos componentes de los contratos originales; sin embargo, decidió mantener la adjudicación a los consorcios ARG Camargo Correa y Odebrecht – IASA, pese a que el financiamiento ya ni sería del Proex, sino de la CAF. En enero de 2006 se iniciaron las obras de ambos tramos y en enero de 2009 se entregaron públicamente”, añadió Mesa en su blog personal. 

La Comisión sospecha de que Galindo viajaba a Lima (Perú) con la finalidad de establecer reuniones con los dueños o emisarios de las firmas brasileñas, que en ese entonces operaban en la capital peruana donde tenían varios contratos. Esa hipótesis será corroborada o descartada por la investigación, que ya anunció un viaje a Lima. 

Mientras, la comisión paralela conformada por la oposición tropieza con la recolección de informes oficiales. El senador de Unidad Demócrata (UD) Arturo Murillo dijo que su trabajo ahondará los contratos en la gestión de Evo Morales, que empezó en enero de 2006.  

El caso lava jato

Firmas cuestionadas
La comisión que investiga estos contratos identificó a ocho compañías brasileñas, de las cuales se pidió información a diferentes instituciones públicas. Están Odebrecht Sucursal Bolivia, Odebrecht Ingeniería y Construcción Bolivia S.A., Norberto Odebrecht Bolivia S.A., Camargo-Correa S.A., Queiroz Galvao S.A., OAS S.A. Sucursal Bolivia, United Trading Company Bolivia S.R.L. y UTC Overseas Bolivia S.R.L.  

Pago de coimas
Son tres bolivianos involucrados en la investigación de soborno de empresas brasileñas. C.M., C. Morales y G.G.-S.N.C. son las iniciales. Los tres aparecen 17 veces en la indagación con el pago de diferentes montos de coimas. Marcos Wanderley y Pitro Gavina Bianchi son los que pagan los sobornos. 



 




En esta nota