ECONOMÍA

Articulan un plan para sortear sobreoferta y crisis


Avicultores proponen mayor control en la trazabilidad de la cadena productiva y disminuir el precio en la venta de granos. Ministro aleja flexibilidad de precio del maíz y habla de incentivar exportación

Productores dicen que con el precio que reciben por kilo vivo (Bs 6) trabajan a pérdida. En los mercados vale Bs 10

17/07/2017

Los Bs 6 que recibe el avicultor por kilo vivo -invierte Bs 8,20 para producirlo- y un excedente de producción, que se estima ronda los seis millones de pollos, ahogan a los productores que se reunieron de emergencia con representantes de los ministerios del área de Desarrollo Rural y de Producción para articular un plan que permita destrabar la problemática sectorial.  

De la cita, que tuvo lugar en Cochabamba, participaron representantes del sector avícola  de Santa Cruz, la Llajta, Potosí, Chuquisaca, Tarija y La Paz. 

Según el presidente de la Asociación de Avicultores de Pollos Parrilleros (Avipar) Santa Cruz, Winston Ortiz, en la reunión se pidió endurecer los controles en la trazabilidad para evitar que la sobreoferta deprima los precios y la economía sectorial. Detalló que la caída de precios en los últimos 30 días pasó factura al sector avícola nacional por un valor que ronda los $us 20 millones. 

Ortiz aseguró que se pidió al Gobierno activar de forma inmediata la guía de aves de incubadoras a granjas con registro sanitario y complementar esta acción con una política de ‘racionalización’ porcentual a las incubadoras para condicionar la venta de los 14 millones de pollos BB, que requieren las granjas avícolas para producir la demanda nacional. 

Con estas medidas el sector cree que se evitará el desvío de pollos BB, a granjas que operan de forma clandestina, y saturar el mercado de pollo. En la actualidad se reporta un excedente de seis millones de pollos. 

Los avicultores también pidieron vetar la importación de subproductos derivados de la carne de pollo para garantizar las operaciones en las industrias y asegurar mercados para los avicultores nacionales, una pausa administrativa en la construcción de nuevos galpones avícolas y poner mayor énfasis en la clausura de mataderos clandestinos.

La seguridad en el abastecimiento de granos por parte de la estatal Emapa también fue motivo de análisis. Los avicultores  piden descentralizar la atención en las oficinas de cada regional para agilizar los trámites administrativos y el control en la asignación de maíz. Además, garantizar la venta de grano amarillo por un precio entre Bs 50 y 55 el quintal y mediante una línea de crédito a través del BDP. 

Se conoció que los representantes del Gobierno que participaron de la cita se comprometieron a brindar en el transcurso de esta semana las respuestas a los planteamientos sectoriales. 

Desde esferas del Gobierno

Desde La Paz, el ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas, indicó que el Gobierno ya bajó $us 10 el precio a la tonelada de torta de soya y que el precio del maíz se conservará en el precio vigente porque si baja afecta al productor y pone en riesgo la producción agrícola. “Para desahogar el excedente vamos a ampliar la exportación a Perú y Ecuador”, sentenció.   

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, indicó que la crisis del precio es generado por una sobreoferta y que desde la cartera de Estado que preside se está ejerciendo un mayor control para evitar criaderos de pollos clandestinos y dijo que la exportación de carne avícola no está vetada. 






e-planning ad