bolivia

Apuntan a pequeñas represas por el desborde


Según la nueva teoría, se trata de obras privadas para el manejo agrícola. Están en Perú, Brasil y Bolivia

Las aguas bajan poco a poco

28/02/2015

Todo empieza a volver a la normalidad en Bolpebra y en Cobija, municipios a los que azotó la crecida del río Acre. Muchos refugiados en los albergues retornan a sus casas. El miedo parece irse con algo de pena de por medio, ahora la pregunta es qué ocasionó el desastre esta vez.

El ingeniero civil y experto en hidráulica de ríos Óscar Soria, que goza del aval de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia en Pando descarta por completo la teoría de que las represas brasileñas de Jirau y San Antonio sean la razón. “Están en una cuenca diferente a la del río Acre. Lo que ha cambiado se debe al efecto de la construcción de pequeñas represas para el manejo agrícola. Las hay en Perú, Brasil y Bolivia y a lo largo de los afluentes del Acre”, indicó.

Tras un recorrido por la frontera tripartita, Soria pone como ejemplo el río arroyo Nohaya, tributario del Acre cerca de Bolpebra, “que tiene un caudal fabuloso y recorre muchas haciendas que tienen represas de tierra que se rompen fácilmente y son reconstruidas todos los años. Estas alteran el curso natural del río”



En esta nota



e-planning ad