BOLIVIA

'La polémica afecta nuestra seguridad': aparece el dueño del Lamborghini y pide cerrar el tema


El empresario Cristian Vargas aseguró que importó el motorizado legalmente al país desde EEUU. También lamentó que la imagen de su empresa y la seguridad de su familia se vieron afectadas.


La importación de este motorizado generó polémica en el país porque fue falsamente vinculado con dirigentes cocaleros de Chapare
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/02/2019

Cristian Vargas, dueño el Lamborghini Hucarán que generó polémica en el país porque aparentemente iría al Chapare, aceptó una entrevista con el programa Cabildeo para zanjar el tema y explicar que la compra se hizo de manera legal.

Además, analiza una denuncia ante la Aduana Nacional porque el tema salió a la luz a raíz de que unos funcionario de la entidad en Patacamaya se filmaron conduciendo el motorizado, provocando daños mecánicos y a la imagen de su empresa.

"Me acusan de dinero mal habido, hemos declarado en la Aduana del aeropuerto de la salida de ese dinero del país. Se compró en EEUU y se procedió a la importación de manera legal", manifestó Vargas, en entrevista con el programa Cabildeo que se transmite por Facebook.



Vargas aseguró que no es militante del MAS ni de la oposición, "siempre hemos sido empresarios, somos una familia empresarial de más de 30 años… Creamos un brazo de esta empresa (familiar) para representar marcas, para prestar servicios más amplios", explicó.

El empresario dijo que el rubro de su empresa es amplia y abarca desde la construcción de líneas de transmisión de energía hasta importaciones y representaciones. "El 25% de nuestra cartera empresarial es con el Estado, el resto con privados y empresas del extranjero", detalló.

Sobre el precio del motorizado, indicó que es un vehículo de segunda mano modelo 2017, que ha sido una oportunidad adquirirlo. Además, evitó dar el precio exacto, pero dijo que “oscila entre $us 150.000 y 190.000"

Vargas expresó que se está haciendo mucho ruido por el motorizado,  aunque probablemente sea evidentemente el primero en el país, pero que existen vehículos de similares valores, principalmente en Santa Cruz.



En la entrevista, denunció que el amortiguador delantero derecho del vehículo fue dañado durante su paso por la Aduana. Ahora reparar el daño costará $us 8.000, según una cotización hecha en Miami, EEUU. 

Además, expresó que la seguridad de su familia quedó expuesta porque hubo medios  en redes sociales que revelaron fotografías de su entorno. "La polémica afecta nuestro prestigio, la imagen de nuestra empresa está abajo. Respecto a mi familia, tenemos preocupación por la seguridad", manifestó.



 




En esta nota