BOLIVIA

Antonio Costas al ‘vice’: 'El TSE no es solo un ente operativo'


El vocal electoral cerró una semana difícil reivindicando la independencia del TSE frente a otros poderes del Estado

Los vocales Antonio Costas y Dunia Sandóval durante una conferencia de prensa | Archivo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

28/10/2018

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) no esperará que la Asamblea Legislativa Plurinacional designe a un nuevo vocal para elegir a su presidente y reorganizar a su directiva, tras la renuncia de Katia Uriona. Este martes se realizará la sesión de sala plena que elegirá a la nueva cabeza, que tendrá entre sus principales tareas la de organizar las elecciones primarias de enero de 2019 y orientar el pronunciamiento de la sala plena sobre la habilitación de candidatos a las primarias, entre ellos la postulación de Evo Morales.

Así lo explicó ayer el vocal electoral Antonio Costas durante un diálogo que sostuvo con EL DEBER Radio, donde además se refirió a las palabras del vicepresidente Álvaro García Linera, que en entrevista con EL DEBER dijo que las tareas del TSE solo son operativas y que, sobre la habilitación de candidatos, su función debe limitarse a cumplir lo que estableció el Tribunal Constitucional, que dio luz verde a la repostulación del presidente en noviembre del año pasado.

Costas le recordó al ‘vice’ que el TSE tiene ciertas competencias, como es el caso de pronunciarse sobre la habilitación de candidatos. “Jamás lo hemos tenido (un rol solo operativo), decir eso es un exceso y además es no ver la norma”, señaló.



Costas, que al igual que Uriona se ha pronunciado reconociendo el carácter vinculante del mandato del referendo del 21-F, descartó que exista una división dentro del ente electoral. Señaló que nunca vio al interior que se exprese favoritismo político alguno por lo que sigue quedando garantizada la independencia de este Órgano del Estado.

El domingo pasado, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo insistentemente que no estaba amenazando a los vocales en una entrevista con EL DEBER, pero que la Sala Plena estaba obligada a cumplir operativamente con la Constitución y con el mandato del Tribunal Constitucional que habilitó a Morales y que el Gobierno haría que esto cumpla.

 



 




En esta nota