referendo

Amalia Pando teme que haya un fraude electoral


Las autoridades del Gobierno critican la actitud de la comunicadora, quien, a su juicio, asume una posición política. La comunicadora exige la renuncia de todos los ministros

La periodista llegó a su recinto electoral caminando y sufragó rápidamente, debido a que en su mesa no había fila.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/02/2016

La periodista Amalia Pando denunció que desde el MAS "hay una política de organización del fraude", misma que relacionó a la grabación en la que presuntamente se escucha al ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, instruir una estrategia para anular los votos del "No".

"La ciudadanía tiene que volcarse al momento del escrutinio, para que no anulen los votos del No y los pongan en el lugar de los nulos. La idea no es anular la mesa, porque se repetiría la votación,quieren alterar la votación",alertó la comunicadora 

Conoce más: “Una empresa contrata a personas que hagan lobby”

Convocó que a partir de las 16.00 la ciudadanía se "movilice" para "resguardar" su voto y exigió que todos los ministros renuncien por los hechos de violencia conocidos en El Alto, donde seis personas perdieron la vida por la toma de la Alcaldía.

Desde vaarias semanas atrás autoridades del Gobierno Nacional critican el comportamiento de la comunicadora, debido a que "asume una actitud política" y dice "verdades a medias". Incluso la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo que "ha rebasado todos los límites de la ética periodística".

Lee también: Más denuncias caldean el tramo final de la campaña

Pando acudió a sufragar al "Liceo" La Paz, a donde llegó caminando, junto a algunos integrantes de su familia y recibiendo el saludo de algunas personas. Dijo que esperará los resultados del referendo en su domicilio.

Video de la opinión de Amalia Pando:

,

#ReferendoBO El mensaje de Amalia Pando en la jornada de votación. Advierte una "política de organización del fraude" #UstedDecide

Posted by EL DEBER on domingo, 21 de febrero de 2016


 




En esta nota