POLÍTICA

Acusan al Gobierno de violentar Adepcoca; en el Ejecutivo lo niegan


Un operativo policial de madrugada provocó el caos dentro el mercado de coca. El Gobierno apuesta a una nueva directiva. Los cocaleros de La Paz denuncian persecución en contra de sus líderes


Francisco Tarqui, dirigente cocalero, muestra los daños causados supuestamente por los policías. Foto: APG NOTICIAS
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/06/2019

La presión sobre la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) dio otro giro ayer con un supuesto ‘verificativo’ que realizó la Policía en esas instalaciones y un operativo en la población de Trinidad Pampa en Yungas. Ambas acciones fueron atribuidas al Gobierno, pero el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico, dijo desconocer esas acciones.

Ayer por la madrugada, mientras las autoridades y parte de la población asistían a la celebración del año aymara 5527, un fuerte contingente policial irrumpía en instalaciones de Adepcoca, supuestamente a realizar un ‘verificativo’, luego de recibir un informe del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), así lo informó el director nacional de la Felcc, coronel William Cordero.

“El grupo DACI ha incursionado a Adepcoca para verificar si en el lugar era evidente la existencia de explosivos; por eso, al ingresar se ha llegado a establecer de que se encontraban estos explosivos en cantidad de cuatro masas de dinamita con sus respectivos fulminantes listos para ser utilizados”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.



El Gobierno y Adepcoca mantienen una pugna por el control del mercado desde la gestión de Franklin Durán, preso desde agosto de 2018 por el propio Gobierno. Entonces hubo un intento de toma de esa entidad a través de la Policía y fue resistido por los cocaleros. Los dirigentes creen que este es un nuevo intento de controlar este mercado legal de la coca.

La violencia

Según el testimonio de los cocaleros, que llegan con sus cargas de coca y pernoctan en ese mercado, la Policía forzó las dos entradas y relataron que no podía haber operativo DACI porque el mercado abre sus puertas a las 9:00, todos los días, y que el ingreso fue a las 6:30, cuando todos descansaban.

Al sentir los empujones en la puerta, los viajeros salieron a enfrentarse con los uniformados y fueron repelidos con gas pimienta que afectó a los niños. Mientras otro grupo accedía al tercer piso, donde se encuentran las oficinas administrativas y también forzaron las puertas en busca de las supuestas pruebas.



Luego, según esos testimonios, los mismos policías dijeron que era para citar a uno de los dirigentes que debe declarar el lunes, aunque nunca mostraron las citaciones. Los cocaleros creen que los policías buscaban a Sergio Pampa, uno de los líderes acusados de la muerte de otro dirigente en la población de La Asunta, hace una semana.

El dirigente José Luis Campos informó que ellos están en la zona de Yungas coordinando las movilizaciones de la siguiente semana y su ausencia fue aprovechada por los policías para sacar documentación, en procura de incriminarlos.

“Pero quién le cree al Gobierno, nadie. Ellos quieren sembrar pruebas y usan a la Policía que es la que supuestamente investiga. Tienen a nuestro dirigente y ahora quieren tomar de nuevo la institución”, aseguró en alusión a Franklin Durán, detenido desde agosto del pasado año.

El ministro César Cocarico, que asistió junto con el presidente Evo Morales a la celebración del Año Nuevo Aymara en la localidad de Tiwuanaco, se declaró sorprendido por este operativo y adelantó que los problemas que tiene la entidad cocalera desaparecerán con nuevos directivos.

“La gente está en paz, de manera democrática, a través de sus usos y costumbres el pasado sábado han decidido renovar su directorio de Adepcoca, eso saldrá a través de una convocatoria, ellos realizarán su asamblea como siempre y ahí decidirán quiénes serán del nuevo directorio”, dijo cuando fue consultado sobre el operativo policial.





 




Notas Relacionadas



En esta nota