BOLIVIA

Gobierno acusa a una comunidad de La Asunta de proteger fosas de maceración de coca


El viceministro de Régimen Interior además dijo que en San Antonio hay presencia de peruanos y colombianos que tienen cultivos ilegales de la hoja milenaria destinada a la producción de sustancias controladas

La autoridad descartó militarizar la zona. Foto BTV
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/08/2018

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, en conferencia de prensa señaló la noche de este jueves que la resistencia a la erradicación de coca en la comunidad San Antonio, en el municipio paceño de La Asunta, tiene que ver con la protección de fosas de maceración (que forman parte de la elaboración de sustancias controladas) detectadas en la zona.

De acuerdo con datos del viceministro Quiroga, en Los Yungas se tiene previsto erradicar este año unas 3.000 hectáreas de cultivos excedentarios de coca, de estas, unas 1.500 están en La Asunta, de las cuales 1.200 ya fueron erradicadas.

Quiroga dijo que restan al menos unas 225 hectáreas para erradicar en cuatro comunidades de La Asunta, estas son San Antonio, Villa Porvenir, Mejillones y San Fernando; sin embargo, aclaró que con las últimas tres se alcanzó un consenso para que puedan incursionar los agentes de las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC) a erradicar.

"El punto en conflicto en San Antonio, la información proporcionado por la Felcn, es que en este sector hay resistencia porque hay fosas de maceración, no son productores tradicionales, son peruanos y colombianos asentados y tienen cultivos ilegales. Estamos concertando con otras comunidades, solo falta con San Antonio, al momento descartamos una militarización en la zona", informó Quiroga.

La semana pasada, según el Gobierno, un equipo de la FTC fue emboscado en La Asunta por un presunto grupo organizado criminal, en el puente de San Antonio, en donde un teniente de Umopar perdió la vida y siete resultaron con heridas de bala.

Ayer, se registró otro enfrentamiento en el mismo lugar, la Policía logró neutralizar a dos personas que supuestamente eran francotiradores y se encontraban asentados en las serranías, prestos para atacar a la incursión de la FTC, a continuar los trabajos de erradicación de coca ilegal en la zona.

"Nuevamente desde las colinas se evidenciaba que personas con fusiles, con armas de fuego de grueso calibre estaban queriendo matar a los Policías que realizaban la seguridad mientras se erradicaba", agregó Quiroga.

Recordó que para esta gestión, el Gobierno tiene como meta erradicar en Bolivia 11.000 hectáreas de hoja de coca excedentaria e ilegal.



 




En esta nota