BOLIVIA

Achacollo ahora viaja en bus y sufre por la altura


La exministra lamenta que hasta ahora no le autorizaran el cambio de domicilio judicial a Santa Cruz. También habla de política y sobre las primarias que habrá en el MAS

La mujer llega eventualmente a La Paz para firmar un libro judicial de asistencia I Foto: internet.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/08/2018

Accedió a hablar con medios de comunicación en la ciudad de El Alto. La exministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, procesada por los malos manejos en el ex Fondo Indígena, cuenta que ahora se traslada por vía terrestre de Santa Cruz a La Paz.

La exautoridad, que debe llegar a la sede de Gobierno para firmar el libro de asistencia, lamenta que hasta ahora no se concretara su cambio de domicilio judicial, razón por la que tiene que trasladarse permanentemente entre ambas ciudades. Revela que tiene problemas con su presión, debido a la altura. 

Conoce más I Nemesia Achacollo deja la cárcel de Miraflores

"La presión alta es lo que me afecta, aquí estoy dos, tres horas bien y luego me da fatiga. Trato lo más pronto posible de volver a Santa Cruz", contó a periodistas a su paso por la ciudad de El Alto.

Video con las declaraciones de la exministra:

La mujer relata que llegó a la urbe paceña en la mañana y retornará a la capital cruceña antes del medio día, desde la terminal de buses. "Sigo caminando, voy y vengo (...) No avanza nada", comenta sobre el proceso judicial en su contra.

Lea también I El exdirector del Fondo Indígena enfrenta 93 procesos en su contra

Cuando solía viajar en avión, la exautoridad era filmada por otros pasajeros que expresaban su extrañeza por el hecho de que Achacollo viaje teniendo detención domiciliaria. Incluso en una última grabación es interpelada por otra pasajera. 

Ahora la mujer opta por tener un perfil bajo. Evita extenderse en sus respuestas, pero también habla sobre política. "El pueblo sabrá cómo elegir a su candidato", agrega sobre las elecciones primarias que habrán en su partido, el MAS.



 




En esta nota