SEGURIDAD

Buscan a dos reclusos que huyeron del penal de Palmasola, donde 50 policías cuidan a 6.000 reos


Tras la revuelta que fue sofocada el lunes por la tarde, 48 internos que vivían en el PC-6 o pabellón 33 fueron llevados al coliseo de las mujeres porque el lugar donde habitaban fue destruido. Los evadidos están implicados en varios hechos

Por la mañana, los Delta estuvieron fuera de la cárcel y por la noche, el DACI ingresó al lugar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

07/03/2018

La Policía está movilizada en busca de dos peligrosos delincuentes que consiguieron fugar del penal de Palmasola la tarde del lunes, luego de que alrededor de 200 internos protagonizaron un motín que se generó en el área de régimen abierto o PC-4 de la cárcel, en protesta a las restricciones establecidas la semana pasada para hacer efectiva la salida de los niños que viven en el reclusorio y evitar que nuevos menores ingresen a los pabellones donde están sus progenitores.

El comandante nacional de la Policía, general Faustino Mendoza; el ministro de Gobierno, Carlos Romero; y el comandante departamental de la Policía, Alfonso Siles, explicaron ayer por la mañana el trabajo ejecutado el lunes luego de los disturbios que se controlaron completamente recién ayer por la madrugada.

Romero hizo conocer que después de diversos cruces de información y la toma de las listas donde figuran los privados de libertad, se pudo establecer que Gadiel Torrico Aguilera y Jhonny Beltrán Soto son las dos personas que no aparecieron dentro del reclusorio, por lo que se ordenó su búsqueda. 

La autoridad precisó que de los seis internos que lograron salir del penal, los agentes consiguieron recapturar de manera rápida en los barrios que circundan el penal a cuatro reos que escaparon aprovechando el motín generado por la protestas a la restricción del ingreso de menores.


De acuerdo con Mendoza, los evadidos saltaron la barda perimetral del penal por el sector de una de las torretas de control, lugar en el que, en ese momento, no había ningún policía haciendo la vigilancia desde ese espacio. “Esos lugares son para el control nocturno, por el día no hay necesidad de la presencia de policías porque tenemos el personal de servicio”, añadió el comandante nacional.

Los reos recapturados son Gary Ichazo Jungerman (robo agravado, diciembre de 2016), Cristian Brayan Escobar Herrera (asesinato, junio de 2016), Ramiro Dago Cuéllar (robo agravado, octubre de 2017) y Braulio Burgos Vaca (robo agravado, noviembre de 2017). 

A estos cuatro internos y a los dos que han sido dados por prófugos se suma Andrés Roca Orozco, el recluso que fue internado en el Hospital Francés por una herida de bala y que, de acuerdo con los informes policiales, los reos lo evacuaron desde el PC-4 para entregarlo a los agentes que lo llevaron hasta un centro asistencial. 



Personal insuficiente

El gobernador de Palmasola, Jorge Campos, precisó que el personal que tiene a su cargo en la cárcel está en emergencia y que de a poco se volverá a normalizar el trabajo. 

Al ser consultado sobre la cantidad de agentes que hay para el control del reclusorio cruceño, donde indicó Romero está una tercera parte de los 18.000 reos que hay en todo el país, el jefe nacional de la Policía precisó que había 50 agentes cumpliendo estas funciones a diario.

Luego dijo que se cambiaría al personal de seguridad, anunció apoyo permanente de otras unidades de patrullaje interno y externo y afirmó el incremento en cuanto al número de policías para custodiar el penal, aunque no precisó la cantidad ni la fecha en que esto se concretaría.

“Como lo indicó el comandante, son 50 policías por día, pero de esta cantidad un número es ocupado para llevar a los internos a sus audiencias, para realizar salidas de emergencia, para custodiar a los que tienen detención domiciliaria y el número se reduce a casi la mitad. Si me preguntan por el número ideal, en Palmasola deberían haber como mínimo unos 200 efectivos por día para custodiar”, precisó Campos y afirmó que no hay policías en las torretas de control, no porque la vigilancia sea nocturna, sino por que no hay suficientes agentes para realizar ese trabajo preventivo.



El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, hizo conocer ayer que se conformó una comisión de fiscales para indagar lo ocurrido en el penal.
“He instruido al fiscal departamental de Santa Cruz conformar una comisión para conocer cuál ha sido la situación. Queremos saber cuáles fueron los detalles del caso”, dijo la autoridad, de acuerdo a radio Loyola Fides.



 




Notas Relacionadas



En esta nota