ENTREVISTA

Carlos ‘Calica’ Ferrer: “El baluarte es Evo y la revolución en Bolivia”


El amigo de la infancia del Che llegó a Vallegrande para los actos conmemorativos por los 50 años del Che en Bolivia

Asegura que el legado de la revolución guevarista se mantiene vivo

07/10/2017

A sus 88 años Carlos  ‘Calica’ Ferrer Zorrila, amigo de la infancia de Ernesto ‘Che’ Guevara, continúa recorriendo el continente y haciendo llegar el pensamiento guevarista a las nuevas generaciones de jóvenes en las escuelas, en las facultades y a través de los medios de comunicación. Asegura que el legado de este proceso histórico se mantiene en Bolivia y destaca que la figura de su amigo crece cada vez más, en la medida en que ideales y los políticos con convicción están en desmedro. 

¿Dónde se encontraba cuando ocurrío la muerte del Che?
Me encontraba en Caracas, Venezuela, junto a Alberto Granados. Me dio un dolor muy grande, pero me fui consolando pensando que pasó a la inmortalidad. Los asesinos están olvidados, en cambio Ernesto cada vez se conoce más. Los generales quedaron enterrados en el olvido. ¿Se acuerda alguien de ellos? Hay alguna remera de Terán, o de alguno de los generales. En cambio del Che hay cada vez más libros, remeras, programas de televisión o radio. 

¿Y cómo le cambio la vida ser amigo de alguien que pasó a la inmortalidad? 
En mi casa no para el teléfono. De Suiza, Finlandia. Me dedico a dar charlas, conferencias, en las que cuento de su vida y explico su mensaje. Totalmente gratis. Hablo de su vida a chicos de colegios secundarios, en universidades, en las cárceles. 

 ¿Qué significa para usted Vallegrande?
Es un lugar lleno de historia y muchos significados. Acá estuvo 30 años el cadáver del Che en una tumba sin nombre. Conocí en los días de su búsqueda al periodista John Lee Anderson, quien fue el que consiguió el dato más aproximado de su ubicación (en un encuentro con el general boliviano Vargas Salinas). Después llegaron los médicos cubanos y argentinos que colaboraron con la exhumación del cuerpo y lo llevaron hasta Cuba.  

¿Qué recuerda de Fidel? 
Ernesto se convierte en el Che cuando lo conoce a Fidel. Cuando terminó su encuentro, Fidel anunció que tenían a un médico en el grupo. Dos años después estalló la revolución el 26 de julio de 1953, de esa lucha quedaron 12 sobrevivientes, pero derrocaron la tiranía de Batista (1 de enero de 1959). Cuando el cuerpo del Che llegó a Santa Clara, Fidel dijo: “Como quisiera que sean nuestros hijos y que sean como el Che”.

¿Cincuenta años después se sigue hablando de revolución? 
Sigue vigente. Si no hablas de revolución te aplastan, como ocurrió en varios países como Ecuador. Para nosotros actualmente el baluarte es Evo (Morales) y la revolución en Bolivia.



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad