BBC

¿Una nueva tendencia en el mundo del trabajo? Los obreros alemanes acuerdan que su semana laboral se reduzca a sólo 28 horas por semana


Los trabajadores del mayor sindicato de Alemania, IG Metall, lograron una victoria clave en su lucha por encontrar un mayor equilibrio entre la carga laboral y la vida familiar. Te contamos cómo lo consiguieron y cuáles pueden ser sus implicaciones en el mundo.

¿Una nueva tendencia en el mundo del trabajo? Los obreros alemanes acuerdan que su semana laboral se reduzca a sólo 28 horas por semana
Leer el artículo Pausar Lectura

07/02/2018

Trabajadores hacen huelga por una semana de 28 horas
Getty Images
La exigencias de los trabajadores marcan un cambio de mentalidad en la fuerza laboral de Alemania.

Semanas laborales de 28 horas. Así fue la gran victoria obtenida por los trabajadores industriales en el sudoeste de Alemania como parte de un acuerdo que podría beneficiar a millones de empleados en todo el país.

Los obreros podrán reducir su horario semanal de 35 a 28 horas hasta por dos años para cuidar de sus familias.

El acuerdo ampara a casi un millón de trabajadores en el estado de Baden-Württemberg y también incluye un aumento salarial del 4,3%.

Fue logrado por IG Metall, el mayor sindicato alemán, que representa a 2.700.000 operarios e ingenieros del sector metalúrgico.

Según los analistas, el convenio refleja un cambio en la mentalidad de la clase obrera y los empleadores de Alemania. el reconocimiento de que hace falta un mayor equilibrio entre la carga laboral y la vida familiar.

Se espera que las mismas condiciones se extiendan a los 3,9 millones de trabajadores del enorme sector industrial del país.

Los principales puntos del acuerdo

Los representantes de los empleadores Stefan Wolf (izq.) por Südwestmetall, y Rainer Dulger por Gesamtmetall.
Getty Images
El representante de los empleadores, Stefan Wolf (izq.) de Südwestmetall, calificó el acuerdo de "tolerable aunque doloroso".

La principal demanda de IG Metall era reducir las horas semanales para permitir a los obreros cuidar de sus hijos o parientes ancianos o enfermos.

Los trabajadores que opten por una reducción de la carga laboral también se reservan el derecho de regresar a un horario semanal completo de hasta 35 horas después de dos años.

Pero la exigencia de los sindicatos de que reciban el mismo salario a pesar de tener un horario reducido fue rechazada durante las negociaciones con la federación de empleadores, Südwestmetall.

A cambio, desde ahora las empresas tendrán la posibilidad de incrementar la semana laboral hasta 40 horas para aquellos obreros que quieran trabajar más.

El líder del gremio IG Metall, Jörg Hofman, dijo: "El acuerdo es un hito en el camino hacia un mundo laboral moderno y de autodeterminación".

Por su parte, el director de Südwestmetall, Stefan Wolf, calificó la concesión de "tolerable aunque dolorosa".

¿Momento coyuntural de la clase obrera alemana?

El corresponsal de la BBC en Berlín, Damien McGuinness, recuerda que tras la reunificación alemana, cuando el país sufría problemas económicos, se les exigió flexibilidad a los empleados en lugar de a las empresas.

Tras las reformas del mercado laboral de 2003 y la crisis financiera de 2008 se impusieron límites salariales para muchos trabajadores.

Trabajadores en una fábrica de Porsche
Getty Images
Durante años se les pidió flexibilidad a los trabajadores más no a las empresas.

Sin embargo, en los últimos añosla balanza de poder en Alemania se ha inclinado más hacia el lado de los empleados que de los jefes, comenta McGuinness.

Desde la crisis financiera, los sueldos han aumentado lentamente en Alemania, debido principalmente a la baja tasa de desempleo les dificulta a muchas firmas del sector reclutar empleados.

"El acuerdo de alza salarial no fue una sorpresa", escribe el corresponsal de la BBC. "Fue más inusual el derecho automático a trabajar menos horas, una situación que ha venido discutiéndose en Alemania durante años, en un ambiente en el que la gente está tratando de combinar mejor el trabajo con su vida familiar".

Si estos logros satisfacen a los empleados, se podrían extender a otros sectores de la economía, indica Damien McGuinness.

Como el mayor sindicato laboral de Alemania, IG Metall ha establecido el patrón nacional en el pasado. La pregunta es: ¿Cuántos trabajadores querrán trabajar menos cuando eso significa también ganar menos?

Según los expertos, el acuerdo marca un cambio en la mentalidad de la clase obrera alemana.

Ya pasaron los días en que el empleado iniciaba su vida laboral a una edad temprana, trabajaba arduamente por tiempo completo y luego se retiraba anticipadamente.

Los jóvenes empleados alemanes buscan ahora períodos en sus vidas en los que quieren trabajar menos para atender a sus familias o tomarse años sabáticos.

El contexto de la disputa

Trabajadores de Airbus parados frente a un banderín que lee
Reuters
Los trabajadores lograron un aumento salarial de 4,3%, contra el alza de 6% que pedían.

La economía alemana creció 2,2% el año pasado, su ritmo más rápido en seis años. Al tiempo, la tasa de desempleo descendió a sólo 5,4% en enero.

Después de un período de 10 años, en el que los salarios crecieron a un promedio de apenas 0,81%, a medida que la economía repuntaba los sindicatos sintieron que les había llegado el turno de exigirles más a los empleadores.

IG Metall convocó a sus primeras huelgas en 34 años, a las que miles de sus miembros se adhirieron en "paros de advertencia" de un día, la semana pasada.

Entre las empresas afectadas estuvieron las automotrices Porsche y Daimler, que produce los autos Mercedes-Benz.

Ambos bandos declararon que recomendarían la adopción del acuerdo por toda Alemania.

Según los analistas, el convenio podría ser usado como ejemplo en otros sectores como el de construcción, telecomunicaciones e industrias químicas, donde los empleados también han exigido horarios más flexibles.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.