MUNDO

Quién es Brett Kavanaugh, el juez conservador nominado por Donald Trump para ocupar el cargo de magistrado de la Corte Suprema de Estados Unidos


De ser confirmado en ese cargo por el Senado estadounidense, Kavanaugh -de tendencia conservadora- reemplazaría al magistrado Anthony Kennedy, quien se retira a finales de junio.

Quién es Brett Kavanaugh, el juez conservador nominado por Donald Trump para ocupar el cargo de magistrado de la Corte Suprema de Estados Unidos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/07/2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes que nominó al juez Brett M. Kavanaugh para que se convierta en magistrado de la Corte Suprema, el máximo tribunal del país.

De ser confirmado en ese cargo por el Senado estadounidense, Kavanaugh -de tendencia conservadora- reemplazaría al magistrado Anthony Kennedy, quien se retiró a finales de junio.

Kavanaugh, de 53 años, es un juez de apelaciones del Distrito de Columbia. Anteriormente había trabajado como consejero del expresidente George W. Bush.

La nominación de Kavanaugh tiene implicaciones de largo alcance para Estados Unidos, en temas que van desde el aborto hasta las armas de fuego y la inmigración.

Durante su anuncio, el presidente Trump dijo que Kavanaugh "tiene credenciales impecables, calificaciones insuperables y un comprobado compromiso con la justicia igualitaria conforme a la ley".

¿Quién es el juez Kavanaugh?

Kavanaugh es católico y graduado de la Universidad de Yale. Fue asistente del juez Kennedy, a quien reemplazaría en la Corte.

También trabajó para Kenneth Starr, el consejero independiente que investigó a Bill Clinton en los 90, en un proceso que concluyó con la recomendación de que el entonces presidente fuera juzgado por obstrucción a la justicia y por mentir bajo juramento en el caso de su affaire con la becaria Monica Lewinsky.

Magistrados de la Corte Suprema de Estados Unidos.
La Corte Suprema de Justicia tiene la voz final sobre la interpretación de la Constitución en Estados Unidos | Getty Images
 

En 2009 Kavanaugh escribió un artículo en el que argumentaba que los presidentes debían tener inmunidad ante investigaciones criminales y demandas civiles mientras están en el cargo.

Según los analistas, esta posición podría haber jugado a su favor para la nominación, ya que en un momento dado a la Corte Suprema se le puede pedir que se pronuncie sobre la investigación en curso sobre sobre la posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016, en las que resultó ganador Donald Trump.

Desde el Partido Demócrata han señalado que se opondrán en el Senado a cualquier candidato a la Corte Suprema propuesto por Trump, al considerar que se romperá el equilibrio entre jueces conservadores y liberales que existe en el el tribunal.

Pese a ello, tienen pocas posibilidades de frenar la confirmación de Kavanaugh, ya que los republicanos cuentan con una estrecha mayoría en la Cámara Alta estadounidense y no se descarta que entre las filas demócratas haya algún senador que le dé su voto favorable.

Kavanaugh es el segundo juez nominado a la Corte Suprema por el presidente Trump, quien en 2017 propuso al juez Neil Gorsuch, uno de los miembros más conservadores de la Corte.

¿Qué está en juego?

La Corte Suprema de EE.UU. es la máxima instancia judicial de país.

Decide sobre cuestiones tales como el aborto, la pena de muerte, los derechos de los votantes, la política de inmigración, el financiamiento de campañas y asuntos raciales.

Cada uno de los nueve jueces que la componen son elegidos para el cargo de forma vitalicia.

Anthony Kennedy anunció en junio su intención de retirarse de la Corte Suprema de EE.UU., tras tres décadas en ese tribunal, al que llegó tras ser nominado por el expresidente Ronald Reagan.

Anthony Kennedy.
El magistrado Anthony Kennedy tuvo durante 30 años el voto clave en las decisiones de la Corte Suprema de EE.UU | Getty Images

En sus años como magistrado Kennedy se ubicó en lo que se considera como el centro ideológico de la Corte Suprema: compartía responsabilidades con cuatro magistrados que votan de forma consistente por decisiones más conservadoras y otros cuatro que lo hacen por sentencias más progresistas, lo que dejó a Kennedy con el voto clave en las cuestiones más polémicas.

Como el cargo de magistrado de la Corte Suprema tiene carácter vitalicio, la confirmación de Brett Kavanaugh consolidaría una mayoría conservadora en el máximo tribunal de Estados Unidos, lo que podría marcar la orientación de sus decisiones durante una generación.

Un par de manos seguras

Análisis Anthony Zurcher, periodista de la BBC en Washington

El favorito fue favorito por una razón.

Durante el fin de semana, el nombre del juez Kavanaugh dejó de sonar con tanta fuerza entre los favoritos a ser nominado por Trump, por sus estrechos vínculos con la familia Bush. Al final, sin embargo, ganó la opción más segura.

Kavanaugh es el tipo de juez que elegirían un presidente como Jeb Bush o Mitt Romney: un hombre con un pedigrí legal establecido y una reputación de jurista conservador confiable.

Si el Partido Republicano se mantiene unido, el nominado del presidente estará en la Corte Suprema cuando comience su nuevo período en octubre.

Trump hizo campaña con una promesa a los conservadores de que llenaría los tribunales federales, de arriba a abajo, con jueces de su gusto.

Es una promesa que ha ayudado a consolidar niveles casi históricos de apoyo a su presidencia por parte de los votantes republicanos. Y por una buena razón.

El presidente Trump está asegurando un poder judicial conservador por una generación.

¿Qué sigue?

La nominación del juez Kavanaugh debe ser confirmada por el Senado, que está controlado por un margen estrecho por el Partido Republicano: 51 senadores republicanos por 49 demócratas.

Para ser confirmado, un nominado necesita una mayoría simple de 51 votos.

Con el senador John McCain luchando contra el cáncer en su estado natal de Arizona, los republicanos actualmente solo pueden reunir 50 votos.

Antes de la votación, el candidato Kavanaugh será evaluado por el Comité Judicial del Senado en audiencias que pueden durar varios días.

El juez Kavanaugh dijo que comenzaría las reuniones con los senadores el martes.

Los demócratas seguramente presionarán al nominado de Trump en relación con el histórico fallo Roe vs Wade de 1973, que legalizó el aborto en todo el país.

Los cristianos conservadores han luchado durante mucho tiempo para revocar esa decisión y Trump ha dicho previamente que quiere que jueces "pro-vida" se opongan al derecho al aborto.

La Casa Blanca y el Partido Tepublicano quieren la confirmación asegurada antes de las elecciones de mitad de período de noviembre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.



 




En esta nota