MUNDO

¿Por qué exmandatarios buscados eligen EEUU para huir de sus países?


Durante años, Estados Unidos ha sido el destino preferente de gobernantes y potentados que huían de los cargos que se les imputaba en los países de origen.

5 empresarios y exmandatarios latinoamericanos que eligieron Florida para escapar de los cargos de corrupción en sus países
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/04/2018

Sánchez de Lozada sale del tribunal en Fort Lauderdale
AFP

A Gonzalo Sánchez de Lozada (c) lo reclama hace años la justicia de Bolivia.

"Miami ha servido como refugio para famosos e infames, incluyendo gángsteres durante la Prohibición, asesinos, dictadores latinoamericanos depuestos, jeques, estrellas del rock, escritores y artistas, atletas y casi cualquier persona que quiera comenzar de nuevo".

Eso cree Guillermo J. Grenier, director del Instituto de Investigación sobre Cuba de la Universidad Internacional de Florida.

Entre los muchos que intentan empezar de nuevo en las orillas de Miami Beach hay acusados que intentan esquivar sus cuentas pendientes con la justicia por asuntos de corrupción en Latinoamérica.

Y la corrupción es el enemigo declarado de los líderes que participan desde este viernes en la Cumbre de las Américas, reunidos este año bajo el lema : "Gobernabilidad democrática frente a la corrupción".

Sacudida por casos como el de los Papeles de Panamá, Lava Jato o la trama continental de sobornos de la que se acusa a la constructora Odebrecht, la región ha visto caer a figuras como el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva o el peruano Pedro Pablo Kuczynski después de verse salpicados por escándalos de corrupción.

Sobre otros líderes y exlíderes pesan acusaciones que la justicia investiga.

El papel de Estados Unidos

Pese a que había anunciado inicialmente su asistencia, el presidente estadounidense, Donald Trump, será uno de los ausentes.

Muchos creen que su país tiene responsabilidades que asumir en la lucha contra los delitos en sus vecinos del sur.

Donald Trump, en los jardines de la Casa Blanca.
Getty Images

Donald Trump canceló su asistencia a la Cumbre de las Américas de Lima.

José Miguel Cruz, director de investigación del Centro para Latinoamérica y el Caribe de la Universidad Internacional de Florida, explica que "buena parte del origen del dinero ilícito en Miami procede de actividades de corrupción en América Latina".

Para este experto, "la ciudad se ha adaptado a beneficiarse de los flujos de dinero de América Latina, lo que facilita que llegue gente con dinero mal habido".

El mercado inmobiliario en Miami y sus costosos inmuebles son una atractiva inversión para capitales y también para personajes dudosos.

La buena comunicación con las grandes ciudades de América Latina y la presencia del español como lengua franca en la ciudad actúan, igual que para muchos inmigrantes, como imán para dirigentes y empresarios con cuentas pendientes con la justicia en sus países.

Pero hay otras razones.

Miami Beach
BBC

Las playas de Miami son un polo de atracción de inversores.

Cruz afirma que, pese a que en los últimos tiempos han aumentado los controles, "al tratarse de dólares que beneficiaban a la ciudad, durante años en Miami ha habido una actitud de no preguntar, de mirar para otro lado".

El peso del blanqueo de capitales ilícitos en el desarrollo económico de Miami no es un fenómeno nuevo.

"Ya en la década de 1980, la ciudad se convirtió en la puerta de entrada de la mayor parte del dinero procedente del tráfico de drogas, que tuvo un papel muy importante en el desarrollo inmobiliario de la ciudad", cuenta Cruz.

Aquella era la época de narcos, yates y modelos en biquini que retrató la exitosa serie televisiva "Miami Vice".

Ahora, los protagonistas son otros, pero los lujosos condominios de Miami siguen siendo el hogar de significados fugitivos que Washington no acepta extraditar.

Aunque tiene suscritos acuerdos de extradición con los países implicados, el proceso es mucho más que un trámite legal.

Miami
BBC

Parte del dinero de origen dudoso que llega a Miami acaba en el mercado inmobiliario.

El abogado boliviano Rogelio Mayta, que participa en uno de ellos todavía sin resolver, aseguró que "es un largo camino en el que al final la solicitud será resuelta políticamente por el Departamento de Estado de Estados Unidos".

Hubo acusados que estuvieron libres durante años pese a las solicitudes judiciales. Otros recibieron condenas leves en Estados Unidos y no fueron extraditados.

Cruz cree razonable sospechar de "conexiones políticas" detrás de la renuencia habitual en Washington a entregar a los reos más, aunque subraya que "no hay pruebas".

Estos son algunos de los últimos casos destacados.

Gustavo Salazar

El empresario peruano Gustavo Salazar es el último de los implicados en escándalos en América Latina que espera en Miami no tener que responder en su país de sus supuestos delitos.

Salazar está acusado en Perú de facilitar los sobornos que la constructora brasileña Odebrecht supuestamente pagó a Jorge Acurio, gobernador regional de Cusco, para asegurarse la concesión de las obras de construcción de la carretera de circunvalación de la ciudad de Cuzco.

Pedro Pablo Kuczynski, junto a un agente de policía.
AFP

Pedro Pablo Kuczynski tuvo que dejar la presidencia de Perú.

Sobre Salazar pesa una orden de detención internacional emitida por la justicia peruana, que lo acusa de los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos, y ha aprobado la solicitud a Estados Unidos de su extradición.

La Corte Suprema del país andino debe decidir ahora si da curso a la solicitud.

Salazar asegura que es inocente y se niega a entregarse a las autoridades peruanas. Afirma que las leyes allí le obligarían a ir a la cárcel hasta que se dicte sentencia.

Los medios de su país informaron que espera a que se resuelva su futuro judicial en la lujosa vivienda que adquirió en Miami en la época en la que presuntamente Odebrecht operaba su red corrupta.

El escándalo de la constructora brasileña ha sido un terremoto sobre la política peruana. El presidente Pedro Pablo Kuczynski dimitió el pasado marzo tras una larga polémica que se inició cuando se conoció que había ocultado sus vínculos con Odebrecht.

Manfred Reyes Villa

El exgobernador Manfred Reyes Villa también huyó a Estados Unidos para eludir la acción de la justicia de Bolivia.

Este exmilitar y empresario, candidato a la presidencia de su país en 2002 y 2009, se marchó tras la última de sus derrotas electorales sin responder de los procesos por corrupción iniciados en su contra.

Tras emitirse una orden de busca y captura internacional, e incluirse su nombre en las listas de requeridos por Interpol en 2011, solicitó asilo político en Estados Unidos.

Siempre ha sostenido que sufre una persecución política impulsada por su rival, el presidente Evo Morales.

Evo Morales.
Getty Images

Manfred Reyes asegura que sufre una persecución política impulsada por el presidente boliviano Evo Morales.

En declaraciones al diario Nuevo Herald de Miami en 2010 explicó que se marchó a Miami, ciudad en la que dijo haber llevado a cabo varios negocios inmobiliarios.

En 2016, los tribunales de Bolivia lo condenaron por enriquecimiento ilícito y conducta antieconómica en la época en la que fue gobernador de Cochabamba.

Reyes Villa no se ha presentado ante los tribunales bolivianos, pero ha anunciado su intención de regresar a su país para volver a intentar derrotar a Evo Morales en las próximas elecciones de 2019.

Ricardo Martinelli, en una imagen en Guatemala en 2015.
AFP

El expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli lleva años huido de la justicia de su país.

Ricardo Martinelli

Contra el político y empresario Ricardo Martinelli, presidente de Panamá entre 2009 y 2014, se siguen varios procesos en su país por delitos contra la libertad individual, extorsión y tráfico de influencias.

Entre otras prácticas ilegales, a Martinelli se le acusa de las escuchas de conversaciones telefónicas llevadas a cabo durante su gobierno y de la apropiación ilícita de tierras del caso conocido como Bahía Honda.

Ya al poco de dejar la presidencia panameña se iniciaron las investigaciones relacionadas con los supuestos sobrecostes en la compra de alimentos deshidratados con fondos públicos.

Ricardo Martinelli, en su época de presidente de Panamá.
AFP

Martinelli culpa a su sucesor en la presidencia de los procesos en su contra.

En paradero desconocido durante años para la justicia panameña, el expresidente fue detenido el pasado mes de junio en Miami, donde según medios locales, reside en un lujoso inmueble en la zona de Brickell, el elitista centro financiero de la ciudad.

Martinelli fue recluido entonces en un centro penitenciario federal y el juez estadounidense que sigue su caso ha rechazado sus peticiones de que lo pongan en libertad bajo medidas cautelares.

El exmandatario, de 66 años, ha dicho que sus numerosas causas judiciales pendientes se deben a la "persecución política" a la que le somete Juan Carlos Varela, su sucesor como presidente panameño.

Manuel Baldizón

El que protagoniza ha sido descrito "como el más importante caso de corrupción en Guatemala", según la Comisión Internacional contra Impunidad en el país centroamericano.

Manuel Baldizón, candidato a la presidencia de Guatemala en las elecciones de 2011 y 2015, es otro de los implicados en la extensa trama Odebrecht.

Se le acusa de participar en el pago de sobornos para que la constructora brasileña obtuviera contratos públicos en Guatemala.

Este abogado y empresario hotelero fue interceptado en el aeropuerto de Miami cuando intentaba entrar ilegalmente en Estados Unidos en un vuelo procedente de República Dominicana.

La embajada de EE.UU. en Guatemala anunció tras la detención que seguiría los procedimientos internacionales para entregar a Baldizón a la justicia guatemalteca.


 



 




En esta nota