BBC

Por qué es tan histórica la medalla de bronce ganada por Regino Hernández en las olimpiadas de invierno de PyeongChang 2018


En una competencia donde lo más importante fue la supervivencia, Hernández logró subir al podio en la final del snowboard cross pese a no estar entre los favoritos a las medallas ni ser el principal candidato de su país.

Por qué es tan histórica la medalla de bronce ganada por Regino Hernández en las olimpiadas de invierno de PyeongChang 2018
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/02/2018

Regino Hernández
Getty Images
Regino Hernández es el tercer medallista español en los Juegos Olímpicos de Invierno.

El color es lo de menos, porque lo importante de la histórica medalla de bronce conseguida por Regino Hernández en el snowboard a campo traviesa masculino de PyeongChang es que rompió con una sequía de 26 años.

Ese el tiempo que había transcurrido desde la última vez que España obtuvo una medalla en las olimpiadas de invierno.

Y lo más sorprendente es que la de Hernández, quien nació hace 26 años en Ceuta y creció en la Costa del Sol, es tan sólo la tercera presea española de la historia.

Número que contrasta con la abundancia de éxitos que ha vivido el deporte español en el siglo XXI.

Competidores en la final de snowboard cross
Getty Images
La prueba fue ganada por el gran favorito, el francés Pierre Vaultier (de rojo), mientras que el australiano Jarryd Hughes (blanco) logó la plata por delante de Hernández (verde).

Al brillante momento de su fútbol, tanto de selecciones como en el ámbito de clubes, España también ha sido uno de los principales protagonistas en el tenis con Rafael Nadal y en el automovilismo con Fernando Alonso y Carlos Sainz.

También ha brillado en baloncesto de la mano de los hermanos Paul y Marc Gasol, así como en la natación, con Mireia Belmonte.

Y ya no se diga en ciclismo, encabezado por Alberto Contador, o en MotoGP con Marc Márquez y Jorge Lorenzo.

A eso se suman atletas en una gran variedad de deportes y disciplinas como el triatlón, bádminton, canotaje, hockey sobre ruedas y muchas otras disciplinas.

Francisco Fernández Ochoa
Getty Images
"Paquito" ha sido el único medallista de oro español en los juegos de invierno al ganar la prueba de eslalón en 1972.

Pero esos éxitos no han aparecido en los deportes de invierno, pese a ser un país que cuenta con instalaciones de primer nivel en Sierra Nevada y los Pirineos y que, dado su palmarés en otros deportes, se podría pensar cuenta con los recursos necesarios para lograr mejores figuraciones sobre la nieve o el hielo.

De allí que llame la atención que hasta el bronce conseguido este jueves por Hernández, España sólo contaba en su casillero con las medallas conseguidas por los hermanos Fernández Ochoa en esquí alpino, el oro de Francisco "Paquito" en Sapporo 1972 y el bronce de Blanca en Albertville 1992.

Superviviente

España contaba que en PyeongChang iba a romper con la sequía que se había extendido durante más de un cuarto de siglo, pero pocos contaban que fuera Hernández el encargado de volver a izar la bandera española en un podio olímpico.

Regino Hernández
Getty Images
Hernández aprovechó su pasado en el snowboard "freestyle" en un circuito en el que prevalecía los grandes saltos.

Las opciones más claras recaían sobre el patinador artístico Javier Fernández, quien entrará en acción este viernes, y el abanderado de la delegación y compañero de Hernández en el equipo de snowboard a campo traviesa, Lucas Eguibar.

El subcampeón mundial, sin embargo, no pudo superar la ronda de octavos de final y cedió toda la responsabilidad en Hernández, quien aprovechó la experiencia de estar participando en sus terceras olimpiadas, y de su pasado en la modalidad de freestyle, para ir superando una a una las rondas hasta hasta plantarse en la gran final olímpica.

Regino Hernández
Getty Images
Hernández tuvo su debut olímpico en Vancouver en 2010 donde no pudo superar los octavos de final, mientras que hace cuatro años en Sochi llegó a cuartos de final.

Allí también logró sobrevivir a la caída de tres de sus adversarios y en un mano a mano con el francés Pierre Vaultier (oro) y el australiano Jarryd Hughes (plata) se quedó a pocos centímetros del segundo lugar.

"Ha sido un día increíble, más contento no puedo estar. Da igual que sea bronce, plata u oro. Es una medalla olímpica", le dijo Hernández a los medios de comunicación tras cruzar la meta en el Phoenix Park.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.