Mundo

Paul McGowan, el insólito caso del futbolista profesional que juega con un dispositivo de rastreo en su tobillo


El jugador escocés, de 30 años, saltó al campo con el dispositivo en el inicio de la temporada de la Liga Premier de su país tras librarse el mes pasado de ir a prisión, el más reciente incidente en una carrera que ha estado marcada por los problemas con la justicia.

Paul McGowan, el insólito caso del futbolista profesional que juega con un dispositivo de rastreo en su tobillo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/08/2018

Paul McGowan
Cada paso de McGowan es seguido por el dispositivo de rastreo, incluido dentro del campo | Getty Images

Paul McGowan siguió el ritual que ha mantenido a lo largo de su carrera antes de saltar a la cancha el pasado fin de semana en el inicio de la Liga Premier de Escocia.

Sin embargo, hubo una pequeña gran diferencia: un voluptuoso anillo que sobresalía alrededor de su tobillo izquierdo.

Se trata de un dispositivo de rastreo que le fue impuesto el mes pasado tras librarse de prisión por atacar al portero de una discoteca, a quien escupió en horas de la madrugada después de una larga noche de fiesta.

Al jugador de 30 años no le quedó otra alternativa que colocar un poco más arriba de lo habitual la canillera, deslizar sus medias por encima y salir a jugar con su equipo, el Dundee, club en el que juega desde 2014 y que defiende esta temporada tras renovar en marzo por otros 12 meses.

McGowan, que jugó 87 minutos con el dispositivo antes de ser sustituido, no pudo evitar la derrota de su equipo 2-1 ante St. Mirren.

Jugador con antecedentes

El dispositivo de rastreo fue solo una de las condiciones que le fueron impuestas a McGowan para evitar su ingreso en prisión, sentencia que recibió críticas en Escocia por el historial del jugador.

Paul McGowan
El jugador escocés, de 30 años, renovó en marzo una temporada con el Dundee | Getty Images

Cada paso del futbolista será monitoreado durante dos meses a través del dispositivo, tiempo en el que también deberá permanecer en su casa entre las siete de la noche y la siete de la mañana los viernes, sábados y domingos.

Asimismo, estará bajo libertad condicional durante un año, cumplir 200 horas de servicio comunitario y pagar unos US$300 de compensación a las víctimas.

"A diferencia de muchas de las personas que aparecen en estas cortes usted es alguien que goza de un particular talento y habilidad, una ventaja en la vida", expresó el juez de primera instancia, John Rafferty, al emitir su sentencia el mes pasado.

"No obstante, usted ha tenido que presentarse ante tribunales criminales en numerosas ocasiones desde 2010", siguió.

"Muchas de ellas fueron por crímenes violentos y usted ha gozado previamente de la ventaja de las opciones comunitarias".

"El tribunal tiene que imponer una sentencia que persuada a otros de un comportamiento de esa naturaleza".

"Obviamente ese elemento de disuasión sería una sentencia bajo custodia", consideró el juez.

Paul McGowan en 2008
Hace 10 años, McGowan fue una de las promesas del Celtic de Glasgow, pero sus actos de indisciplina condicionaron su futuro en uno de los grandes del fútbol escocés | Getty Images

"Sin embargo, estoy convencido de que debe haber una alternativa en este caso", concluyó.

Muchos sugirieron que el hecho de ser futbolista contribuyó a que el castigo no fuera mayor teniendo en cuenta que se trata de la quinta vez que tiene que cumplir una condena.

La mayoría por comportarse de manera amenazante y abusiva, pero también hay dos en los que atacó a agentes de la policía.

El próximo partido del Dundee será este sábado 11 de agosto contra Aberdeen.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.