Mundo

Shamima Begum, la joven británica que se unió a Estado Islámico y busca regresar a Inglaterra, "dio a luz"


El abogado de la familia de Shamima Begum, la adolescente británica que se escapó para unirse al autodenominado Estado Islámico, dijo que los familiares y él "habían sido informados" que la joven dio a luz y que tanto ella como el niño se encuentran en "buen estado de salud".


Shamima Begum, la joven británica que se unió a Estado Islámico y busca regresar a Inglaterra, "dio a luz"
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/02/2019

El abogado de la familia de Shamima Begum, una colegiala británica que se escapó a Siria en 2015 para unirse al autodenominado Estado Islámico, informó este domingo que la joven "dio a luz".

Esta semana, Begum le dijo al diario británico The Times, desde un campamento de refugiados en el norte de la nación del Medio Oriente, que quería regresar a Reino Unido para tener y criar a su tercer hijo.

Begum, de 19 años, dijo que ya había tenido dos hijos mientras se encontraba con el grupo extremista, pero ambos murieron.

El abogado de la familia, Mohammed Tasnime Akunjee, indicó que "habían sido informados" que tanto ella como el bebé, un niño, se encuentran en "buen estado de salud".



"Como no tenemos contacto directo con Shamima, esperamos establecer comunicación pronto con ella para poder verificar esa información", señaló Tasnime Akunjee en un comunicado que se puede leer en Twitter.

La BBC no ha podido confirmar a través de otra fuente que Begum estuviera embarazada y hubiera dado a luz.

"No me arrepiento"

Su familia, en Inglaterra, le ha pedido a las autoridades que le permitan regresar a Londres, pero ha habido críticas por la falta de remordimiento de Begum tras unirse a la organización radical acusada de cometer crímenes atroces en los territorios que controlaba y que ha reconocido haber cometido atentados en ciudades europeas.

https://twitter.com/MohammedAkunjee/status/1097078696765210624



Tras la entrevista con The Times, la joven le dijo al canal de televisión Sky News, desde el campamento de refugiados, que "muchas personas deberían solidarizarse con ella".

"Yo no sabía en lo que me estaba metiendo cuando me fui", dijo.

Aseguró que "en cierta forma" cometió un error por haberse ido a Siria, pero añadió: "No me arrepiento porque me ha hecho más fuerte".

15 años

Begum huyó de su hogar a los 15 años para convertirse en una "esposa de combatientes" del autodenominado Estado Islámico, algo de lo que no se arrepiente.

Begum
Shamima Begum huyó a los 15 años de su hogar en el este de Londres | Getty Images

"No me arrepiento de nada, pero quiero volver a Inglaterra porque sé que mi hijo puede vivir allí tranquilamente", dijo Begum, que ya había alcanzado los nueve meses de embarazo, a The Times.



Contó además que fue testigo de las acciones de Estado Islámico.

"He visto cabezas (resultado de decapitaciones) apiladas en botes de basura. Pero no me han perturbado para nada", señaló.

Pero ¿cómo una adolescente que vivía en un barrio de Londres atravesó el mundo para unirse a uno de los grupos islamistas más radicales de los últimos años?

Su periplo comenzó en febrero de 2015.

El escape

El 18 de febrero de 2015, en medio del avance de Estado Islámico en Irak, Shamima Begum tomó un vuelo junto a sus amigas Kadiza Sultana y Amira Abase en el aeropuerto londinense de Gatwick con destino a Estambul, Turquía.

Exclusiva.
Las tres adolescentes viajaron desde Londres hasta Turquía en 2015 | Metropolitan Police

Robaron algunas joyas familiares para pagar los pasajes y no le avisaron a nadie de su partida. Simplemente dijeron que salían por el día, desaparecieron y se supo de su viaje por las imágenes de una cámara de seguridad del aeropuerto y de una terminal de buses en Turquía.

De inmediato, los familiares de las tres jóvenes intentaron por todos los medios comunicarse con ellas y evitar que llegaran a Siria o Irak para apoyar a Estado Islámico.

"Ustedes son fuertes, inteligentes, hermosas y estamos esperando que tomen la decisión correcta", dijo la familia en una declaración emitida entonces por la policía. "Por favor, regresen a casa".

Lo que se supo de ellas después fue poco. Que habían cruzado la frontera desde Turquía hacia Siria, que habían llegado hasta los territorios de Estado Islámico, que se habían casado con yihadistas extranjeros que -como ellas- se habían sumado a las filas del grupo radical.

De acuerdo a reportes de inteligencia británicos y australianos, Kadiza Sultana se casó con un militante estadounidense de origen somalí y habría muerto en medio de un ataque aéreo, en mayo de 2016.

"Es la vida normal"

De la única adolescente que no se tenía mayor información era de Begum.

Hasta que el periodista Anthony Loyd, del diario The Times, la encontró en un campo de refugiados en Siria.

Allí, la joven le relató cómo fue su vida después de salir de Londres.

"Me inscribí para casarme con un hombre que hablara inglés, de entre 20 y 25 años", señaló.

Se alojó en Raqqa en una casa compartida para "aspirantes a esposas" de EI. Diez días después, contrajo matrimonio con un holandés de 27 años que se había convertido al Islam.

Y continúa casada con él. La pareja logró escapar de la ciudad de Baghuz, el último enclave de EI en el este de Siria, hace dos semanas.

Su esposo se rindió ante un grupo de combatientes sirios y ahora ambos se encuentran en un campamento de 39.000 refugiados en el norte de Siria.

"No me arrepiento de lo que hice. Es la vida normal, tal como la que se mostraba en los videos de propaganda. Esa es una vida normal", le dijo a Loyd.

"Cada tanto hay bombas y ese tipo de cosas. Pero más allá de eso, nada…", agregó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GCO92Wbx4Wg&t=

https://www.youtube.com/watch?v=teVIlSx_HtA

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY&t=