En Japón

Ganadora de Cannes supera a una película taquillera de Hollywood


El filme Shoplifter, del japonés Hirokazu Kore-Eda, ha recaudado 19 millones de dólares en sus primeras dos semanas de proyección en el país nipón

Hirokazu Kore-Eda, ganador de la Palma de oro en Cannes, con su película Shoplifters
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/06/2018

Una cruda visión de la pobreza y de los vínculos familiares en el país asiático ha conseguido una recaudación récord desde que se estrenara el pasado 8 de junio y se ha convertido en el mejor debut del director, confirmó a Efe un portavoz de Gaga, la distribuidora del filme.

La película Shoplifters, del japonés Hirokazu Kore-Eda, ha logrado, tras alzarse con la Palma de Oro de Cannes, una recaudación de más de 20.000 millones de yenes (unos 19 millones de dólares) en sus primeras dos semanas en las salas de Japón, un récord para el reconocido director.

El filme se exhibe en 330 pantallas de 325 cines nipones y ha liderado la taquilla japonesa en sus dos primeros fines de semana, superando a la comedia de superhéroes Deadpool 2 y al
thriller de Ridley Scott, All the money in the world, según la web especializada Box Office Mojo.

Shoplifters cuenta la historia de una familia tokiota que, a pesar de vivir en la pobreza y depender de pequeños hurtos para sobrevivir, decide hacerse cargo de una niña que encuentra en la calle.

El cineasta viajará este viernes a Shangai (China) para participar en el Festival Internacional de Cine, donde se mostrará Shoplifters antes de su estreno en otros países asiáticos a partir de julio y en el resto del mundo, aunque todavía no hay fechas cerradas, según
señaló la productora. Tras su paso por China, el director viajará a Francia, allí se espera que trabaje en un nuevo filme producido en el país europeo, y que todavía se encuentra en fase de preproducción.

Kore-eda (Nerima, Tokio, 1962) es conocido por filmes como Un día en familia (Still Walking,  2008), Nuestra hermana pequeña (Our little sister, 2015), donde las relaciones familiares juegan un papel fundamental. Ganador de una treintena de premios internacionales, el director nipón partía como uno de los favoritos para hacerse con la Palma de Oro este año en Cannes, donde ya había logrado el Premio del Jurado en 2013.



 




En esta nota