Mundo

El Partido Demócrata de Estados Unidos demanda a Rusia, al equipo electoral de Trump y a Wikileaks por supuesta interferencia en las elecciones de 2016


La directiva del Partido Demócrata introdujo un recurso ante un tribunal de Manhattan en el que menciona expresamente a varios altos miembros del equipo de campaña del actual presidente de Estados Unidos.

El Partido Demócrata de Estados Unidos demanda a Rusia, al equipo electoral de Trump y a Wikileaks por supuesta interferencia en las elecciones de 2016
Escuchar el artículo Pausar Lectura

20/04/2018

Los acusan de conspiración. El Partido Demócrata de Estados Unidos presentó este viernes una demanda contra Rusia, al equipo electoral de Donald Trump y Wikileaks, a los que señalan por supuestamente haberse aliado para interferir en los comicios presidenciales de 2016.

De acuerdo con los documentos presentados ante la justicia, el Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) señala que el equipo electoral del actual mandatario estadounidense "aceptó con alegría la ayuda de Rusia" para ganar la votación.

Alegan que hubo funcionarios de la campaña republicana que conspiraron con el gobierno de Rusia y con agencias de espionaje para hackear los sistemas informáticos del Partido Demócrata y luego difundir la información robada, causando daño a la candidata demócrata Hillary Clinton.

El recurso judicial, introducido ante una corte federal en Manhattan, menciona expresamente a varios importantes miembros del equipo de Trump, incluido el yerno del mandatario, Jared Kushner; el estratega político Roger Stone; el exjefe de campaña Paul Manafort; y el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Roger Stone
Roger Stone es un controvertido consultor político que impulsó la candidatura presidencial de Trump desde los años ´80 | Mark Wilson/Getty Images

El presidente Trump ha negado en reiteradas ocasiones que haya habido algún tipo de conspiración y Rusia también ha rechazado los señalamientos.

Ataque a la democracia

El presidente del DNC, Tom Pérez, afirmó en una declaración que el supuesto hackeo fue "un acto de traición sin precedente" y un "ataque abierto a nuestra democracia".

Según informó el diario The Washington Post, los gobiernos extranjeros usualmente gozan de inmunidad ante las demandas tramitadas en los tribunales estadounidenses, pero los demócratas argumentan que esa regla no debería aplicarse en este caso porque Rusia ingresó indebidamente en los servidores privados del partido.

Nick Bryant, periodista de la BBC en Washington, señaló que muchos ven la denuncia del DNC como una operación de propaganda, dado que es poco probable que permita hallar algo que no esté siendo investigado en este momento, aunque puede servir para mantener vivo el debate público sobre lo ocurrido.

Banderas de Estados Unidos y de Rusia.
Wikileaks publicó documentos que, según los servicios de inteligencia de Estados Unidos, fueron robados por hackers rusos | AFP

Las primeras noticias sobre el supuesto ataque de hackers contra el Partido Demócrata surgieron en mayo de 2016.

Luego, durante los dos meses siguientes, hubo informaciones de prensa que indicaban que las agencias de inteligencia de Estados Unidos habían determinado que estas acciones habían sido ejecutadas por hackers rusos.

En julio de ese año, en la víspera de la Convención Nacional Demócrata, Wikileaks publicó unos 20.000 emails internos de esa organización que habían sido robados por los hackers.

Responsables de las agencias de inteligencia de Estados Unidos han dicho que creen con un grado alto de certeza que Rusia estuvo detrás de la operación contra los demócratas, pero el equipo de campaña de Trump rechazó públicamente estas conclusiones.

La supuesta interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 está siendo investigada por un equipo especial encabezado por el exdirector del FBI, Robert Mueller.