FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
INVESTIGACIÓN

Mira esta radiografía del gabinete de Evo Morales

Luis Arce, David Choquehuanca y Carlos Romero están en el ranking de autoridades que permanecieron más tiempo en su cargo, en uno o más ministerios y en el de mayor incremento de patrimonio.

Un frío y lluvioso domingo de enero (22) de 2006 Evo Morales asumió el mando de Bolivia en la sede de Gobierno (La Paz) ante una muchedumbre que lo ovacionaba y con los ojos del mundo puestos en él, el primer indígena que -por la vía democrática- se convertía en presidente de un país. Un día después, acompañado por el vicepresidente, Álvaro García Linera, posesionó a sus 16 ministros (ahora su gabinete es de 20).

Desde entonces hasta la fecha el patrimonio de Evo se ha incrementado un 196% (casi tres veces), así como el de su compañero de Gobierno, un 1.533% (16 veces), y el de los tres ministros que más tiempo han permanecido en el poder (Luis Arce Catacora, David Choquehuanca y Carlos Romero).

El análisis de 1.251 declaraciones juradas de bienes y rentas de Morales Ayma y de García Linera, así como de las 107 personas que desde enero de 2006 hasta este 21 de enero de 2018 estuvieron al frente de una cartera de Estado, permitió elaborar un ranking de los diez ministros cuyos patrimonios se incrementaron y decrecieron mientras permanecieron en función del cargo.


El análisis de los documentos oficiales, obtenidos de la Contraloría General del Estado, también permite ver que un día antes de que el líder cocalero tomara el mando de Bolivia declaró tener Bs 1.127.000 en activos, Bs 240.000 en pasivos o deudas, Bs 244.530 en rentas y un patrimonio neto de Bs 887.000. A su vez, su declaración jurada del 23 de noviembre de 2017 muestra que concluye 12 años de gestión con sus deudas saneadas y con sus activos elevados a Bs 2.625.470,34 (lo que significa un incremento del 133%); su patrimonio neto, a Bs 2.625.470 (lo que refleja un incremento del 196%) y sus rentas, a Bs 336.387 (lo que representa un aumento del 38%).  

 


En el caso de García Linera, según su declaración jurada del 21 de enero de 2006, comenzó a gobernar el país con Bs 0 en pasivos y el 30 de octubre de 2017 juró a la Contraloría General del Estado que sus deudas habían ascendido a Bs 1.168.903,57.  


Pero, al igual que Evo y como se puede ver en la infografía de abajo, después de 12 años sus activos, rentas y patrimonio muestran un alza. Sus activos ascendieron a Bs 1.887.587,44 (lo que significa un incremento del 4.190%); su renta, a  Bs 276.551,98 (lo que muestra un aumento del 106%) y su patrimonio a Bs  718.683,87 (en 1.533 %).

En el caso de ministros 
El ranking de los 10 ministros cuya fortuna refleja un mayor incremento en el periodo que estuvieron al mando de una cartera de Estado, así como de los 10 que decreció, se sustenta en el análisis de los resúmenes de las Declaraciones Juradas de Bienes y Rentas de las 107 personas que, desde enero de 2006 a la fecha, han conformado el gabinete de Evo. Se identificó a 24 que no cumplieron con su declaración de entrada o de salida y a otros tres que presentan montos astronómicos; a ellos no se los ha tomado en cuenta. 


Cabe hacer notar también que el primer análisis fue realizado para los 10 primeros años de gestión de Morales y publicado en enero de 2016, en la investigación El Patrimonio del gabinete de Evo. Para este reporte, los datos han sido actualizados y usted los puede ver al detalle en la página web de EL DEBER, así como descargar los documentos de dónde se recabó la información. Luis Arce Catacora, que estuvo al frente del Ministerio de Economía y Finanzas cerca de 11 años y medio, ocupa el primer lugar. Su patrimonio neto de entrada y de salida señala un incremento del 325%, como se puede observar en la infografía de arriba.


Le sigue Héctor Arce Zaconeta, que forma parte del Gobierno del MAS desde sus inicios y que en mayo de 2008 hasta septiembre de 2009 fue ministro de Defensa Legal de Estado y desde enero de 2017 hasta la fecha, de Justicia y Transparencia Institucional; con un incremento del 299%. En tercer lugar está René Gonzalo Orellana Halkyer (ministro de Agua, de 2008 al 2010, y de Planificación del Desarrollo, de 2015 al 2017), con un 267%.


David Choquehuanca, que desde 2006 hasta 2017 fungió como ministro de Relaciones Exteriores, tiene un incremento patrimonial del 132%. A su vez, el análisis de las declaraciones juradas de Rubén Saavedra, que en dos periodos distintos estuvo al mando del Ministerio de Defensa y que en el lapso se hizo cargo de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima, muestra que su capital aumentó un 117%. 


Hugo Siles es el sexto en la lista. Su declaración de entrada, el 23 de enero de 2015 y de salida, el 26 de enero de 2017, reflejan un aumento de su fortuna del 88%, mientras que de Carlos Romero, un 62%. Romero ha fungido como ministro en cinco periodos y continúa en la cartera de Gobierno hasta la fecha.


Viviana Caro, en el Ministerio de Planificación del Desarrollo (5 años); Vladimir Sánchez, en el Ministerio de Obras Públicas Servicios y Vivienda (3 años) y Fernando Vincenti, en el Ministerio de Hidrocarburos y Energía (un año), ocupan los tres últimos lugares de la lista y sus patrimonios se incrementaron un 58%, 37% y 24%, respectivamente.

Con menos patrimonio
Los 10 ministros que en el análisis se encontró con que su patrimonio decreció sustancialmente estuvieron al frente de un ministerio entre uno y cuatro años. Como se muestra en la infografía de arriba, de Carmen Ruth Trujillo Cárdenas su neto decreció un 100%; de Luis Alberto Sánchez Fernández, un 98%; de María Alexandra Moreira López, un 88%; de Claudia Peña Claros, un 67%; de Walker Sixto San Miguel, un 31%; de Wálter Juvenal Delgadillo Terceros, un 28%; de Carlos Villegas Quiroga, un 26%; de Amanda Dávila Tórres, un 9%; de Iván Canelas Alurralde, un 6% y de Cecilia Ayllón Quinteros, un 4%. 

Con más tiempo en el poder
De los 107 ministros, 72 hombres y 35 mujeres, que en los últimos 12 años acompañaron a Morales, se identificó a los 10 que más años lograron mantenerse en el poder y a los 10 que duraron menos. 


En el primer grupo (como se detalla en la infografía de abajo) se encuentran: Luis Arce Catacora, que tras 11 años y cinco meses al frente del Ministerio de Economía y Finanzas dio un paso al costado, el 24 de junio de 2017, debido a un  cáncer; David Choquehuanca, que luego de fungir como ministro de Relaciones Exteriores por 11 años fue relevado del cargo, en enero del año pasado, sin embargo, sigue siendo afín al gobierno del MAS ya que, dos meses después, en marzo de 2017 fue designado secretario general de la Alianza Bolivariana para América (ALBA) y en los últimos días fuentes cercanas al Gobierno han dejado saber que Choquehuanca puede, este lunes, volver al gabinete de Evo.


Roberto Aguilar es el tercer ministro con más tiempo en el poder; desde el 8 de noviembre de 2008 hasta la fecha dirige la cartera de Educación. Le sigue Juan Ramón Quintana, que estuvo en el Ministerio de la Presidencia en dos gestiones, de 2006 a 2010 y de 2012 a 2017, y -al igual que Choquehuanca- se mantiene en el círculo de confianza de Evo, puesto que pocos meses después de dejar ese cargo fue designado embajador de Bolivia en Cuba y también se habla de su retorno al Gobierno.


Carlos Romero no solo está en el ranking de ministros con más tiempo en el poder (8 años) sino entre los diez que más cargos han ocupado. Desde septiembre de 2008 hasta enero de 2018 ha pasado por los ministerios de Desarrollo Rural Agropecuario y Medio Ambiente (que el 7 de febrero de 2009 cambió a Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras), Autonomías (cerrado en enero de 2017), Presidencia y en el de Gobierno (en dos periodos), donde continúa. 


Las tres mujeres que ocupan el sexto, séptimo y octavo lugar de la lista son Nardi Suxo, con 5 años y 11 meses en el Ministerio de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción (cerrado en enero de 2017); Nemesia Achacollo, con 5 años y 7 meses en el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, y Viviana Caro, con 5 años en el Ministerio de Planificación del Desarrollo. Suxo, tres meses después de ser relevada del cargo de ministra, fue enviada a Suiza, el 30 de abril de 2015, como embajadora de Bolivia; mientras que Achacollo, el 5 de agosto de 2016, fue enviada a prisión acusada de un desfalco millonario al Fondo Indígena. Sin embargo, a principios de diciembre de 2017 obtuvo su libertad condicional. 

Por su lado, Viviana Caro, pocos meses después de dejar el Ministerio de Planificación del Desarrollo, fue designada representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Perú. Rubén Saavedra y Tito Montaño, ministros de Defensa (4 años y 5 meses) y Deportes (4 años), respectivamente, cierran el ranking. El último continúa en el cargo hasta la fecha.

Con menos tiempo en el poder 
Milton Gómez es el ministro cuyo paso por el gabinete de Evo fue el más efímero de todos, duró cinco días al frente de la cartera de Minería y Metalurgia. Morales lo relevó del cargo luego de que saliera a la luz pública y la justicia lo requiriera por una denuncia de desfalco de Bs 7,3 millones en desmedro de la Caja Nacional de Salud (CNS), cuando fungió como director ejecutivo de esa entidad aseguradora (2003-2005).


El segundo en el ranking de ministros con menor tiempo en el cargo lo ocupa Pablo Menacho Diederich. Estuvo un mes, desde el 21 de diciembre de 2009 hasta el 23 de enero de 2010, al frente del Ministerio de Defensa Legal del Estado (cerrado). Recibió el mando de esa cartera en reemplazo de María Cecilia Rocabado Tubert, que fue acusada de uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas. Rocabado Tubert había estado al frente de ese ministerio solo tres meses y 17 días.


Jorge Ledezma Cornejo también tuvo un paso breve, estuvo dos meses y 8 días al mando del Ministerio de Defensa. A finales de marzo de 2015 fue relevado del cargo por lucir un chaleco con un mensaje alusivo al mar en un acto de ayuda humanitaria a Chile. Evo apaciguó la ola de críticas al pedir disculpas al vecino país y poner en lugar de Ledezma a Reymi Ferreira.


A Ledezma le sigue, Sonia Polo Andrade, con tres meses y 23 días en el Ministerio de Salud y Deportes. Fue relevada del cargo luego de ser acusada de incumplimiento de deberes y de resoluciones contrarias a la constitución y a las leyes, en un caso relacionado con la extensión irregular de licencias de explotación de juegos de azar a una empresa.


Los que ocupan los últimos cinco lugares son Wilfredo Chávez, con 3 meses y 23 días en el Ministerio de Gobierno; José Kinn, con 4 meses y 16 días en el Ministerio de Obras Públicas Servicios y Vivienda; Luis Larrazabal, con 4 meses y 16 días en el Ministerio de Planificación del Desarrollo; Wálter Valda, con 4 meses y 5 días en el Ministerio de Medio Ambiente y Agua; y Hugo Moldiz, con 4 meses y 4 días en el Ministerio de Gobierno.


La huida del empresario y asesor del expresidente peruano Ollanta Humala y de su esposa Nadine Heredia, Martín Belaunde Lossio, cuando permanecía con arresto domiciliario en La Paz, luego de ser requerido por la justicia de su país, le significó el cargo a Moldiz y el retorno de Carlos Romero, en mayo de 2015, al Ministerio de Gobierno, cartera que dirige hasta el día de hoy.

La Paz, con mayor presencia
De los 107 ministros que formaron parte del gabinete de Evo en estos últimos 12 años, el 49% es de La Paz; el 12%, de Cochabamba; el 11%, de Santa Cruz; el 9%, de Oruro; el 6%, de Tarija; el 5%, de Chuquisaca y Potosí, respectivamente; y el 3%, de Beni.

La mayoría cuenta con formación universitaria 

El pedagogo Álvaro Puente observa que uno de los problemas del Gobierno es que ha dado responsabilidades a personas que no están preparadas.  Un  dirigente del MAS asegura que también importa la trayectoria organizativa.

De los 107 ministros que el presidente Evo Morales ha tenido en su entorno más cercano, 94 tuvieron una formación universitaria, de siete no se conoce si la lograron y seis no han tenido estudios superiores. Lamentablemente, entre los que no tuvieron la oportunidad de asistir a la universidad se encuentran mujeres e indígenas.

Al respecto, el analista y pedagogo Álvaro Puente señala que uno de los problemas que ha tenido el Gobierno del MAS ha sido que con demasiada frecuencia se han entregado altas responsabilidades a personas que no estaban preparada para ejercer esa función. “La gente se hace apta en la medida que tiene acceso a los medios técnicos suficientes para desarrollar sus capacidades”, resaltó.

Puente señala que tampoco se puede medir la capacidad de los ministros por la duración en el cargo, como suelen algunos comparar. Como ejemplo, menciona al actual ministerio de Educación, cuyo ministro se ha mantenido por nueve de los 12 años, pero cree que ha sido el más dormido porque no ha cambiado la realidad educativa en el país.

El concejal y presidente de la organización Urbana del MAS en Santa Cruz, Tito Sanjinez, coincide en que es importante la formación de los que están cerca al presidente, porque manejan carteras donde se ejecutan importantes proyectos, pero resalta que  de la mano del perfil profesional universitario debe esta la trayectoria organizativa para resolver problemas sociales.

Sanjinez ve equilibrios en los ministerios, porque siempre se ha buscado que en los puestos más complejos se acompañe con técnicos o personas entendidas en el tema que pueden hacer frente a las exigencias.

Las cifras ‘sorprendentes’ en las declaraciones de fortuna

Cuando, en 2009, César Cocarico asumió como ministro de Desarrollo Rural y Tierras declaró tener Bs 530.000 en activos, Bs 0 en deudas, Bs 530.000 en patrimonio y Bs 52.410 en renta, pero en  2017 estas cifras bajaron a Bs 480, Bs 80, Bs 400 y  Bs 248, respectivamente. 

Reymi Ferreira, ministro de Defensa, en 2015 declaró tener Bs 0 en activos, pasivos, netos y rentas; sin embargo, a finales de 2017 estas cuentas aumentaron a Bs 265.421, a Bs 38.412, a Bs 227.009 y a Bs 227.377, respectivamente . A su vez, Lenny Valdivia, exministra Anticorrupción, ingresó con un patrimonio en negativo (-Bs 243.903) y en dos años aumentó a Bs 678.745. 

  • Ley 004

De Lucha Contra la Corrupción, establece cárcel por falsear u omitir datos en declaraciones 

  • Ley 2027

Establece que todo funcionario público debe cumplir con su declaración jurada de bienes y rentas

 

Para este artículo: 

Periodista: Nelfi Fernández Reyes

Analista de Datos: Lizeth Vargas

Programación: Williams Chorolque

Infografías: José Arias, Javier Coronel, Miguel Ángel Valdez