FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
EXTRA

Madonna, los 60 años de la reina del pop en 10 discos

La reina del pop está de cumpleaños. Mira un especial que hace un repaso a la extensa carrera de la cantante, que nunca pierde vigencia

La reina madre del pop cumple hoy 60 años y lo hace preparando nuevo disco y con una carrera musical de más de 35 años desde su debut en 1983 con "Madonna", durante los que no ha dejado de reinventarse para poder mantenerse en el trono.

Con una carrera escalonada de éxitos como "Like a Prayer", "True Blue", "Express Yourself", "Hang up" o "Ray of Light", además de haber pasado por el cine con películas como "Evita", "Desperately Seeking Susan" o "Dick Tracy", y hacer sus pinitos como directora con fracasos como "W.E", Madonna ha sabido conjugar una serie de éxitos y escándalos que la han mantenido siempre en la cima.

Estos más de 35 años como reina del pop y madre de otras ya grandes como Britney Spears, Nicki Minaj o Chistina Aguilera se podrían resumir en estos diez discos:    

 


1.-"Ray of Light" (1998)

Para muchos su obra maestra y su resurgimiento de la mano de William Orbit. Tras tomar clases de canto para "Evita" y tener a su hija Lourdes María, la cantante retomaba su carrera y lo hacía con un sonido mucho más bailable y muy pop, y además, se sumergía en un mundo nuevo para ella, la electrónica, con cortes como "Drowned World/Substitute for Love", "Nothing Really Matters", "Frozen" o "The Power of Good-Bye".

 

 

"Confessions On A Dance Floor" (2005)

Con este trabajo Madonna volvía a las pistas de baile. Fue un particular homenaje al dance y a la música disco de los años setenta y ochenta, "sampleando" a ABBA, Donna Summer, Pet Shop Boys, Bee Gees y Depeche Mode, que desembocaría en una de las mejores giras de su carrera, el "Confessions Tour".
   

 

"Like a Prayer" (1989)

Piezas como "Express Yourself" o "Like a Prayer", imprescindibles en su carrera y en sus conciertos, y otras como "Oh Father" o "Cherish" lo dicen todo. Este fue un trabajo revolucionario, en el que la "ambición rubia" sorprendía a sus fans con melena rizada y morena. Contó con Stephen Bray, Patrick Leonard y Prince, incorporando sonidos como el dance, góspel y soul, y mostrando ese interés por el tema religioso que la ha seguido persiguiendo.
 

"Madonna" (1983)

Su álbum de debut y con el que saltaba de golpe al estrellato. Canciones como "Holiday", con la que desde entonces suele cerrar sus giras; "Borderline", a la que ella misma ha versionado y dado cien vueltas en sus conciertos, o "Lucky Star" y "Burning Up", son piezas con las que la reina iniciaba su ascenso al trono de la mano de John "Jellybean" Benitez y Stephen Bray.
 

"Music" (2000)

Mostrando la plenitud de su segundo embarazo en el vídeo de "Music", Madonna presentaba así su octavo álbum de estudio y repetía con colaboradores como Mirwais Ahmadzaï y William Orbit, dando forma a un disco calificado como de electropop y en el que coqueteaba con el country con "Don't Tell Me", hacía una versión en español de "What It Feels Like for a Girl", se mostraba como una geisha en "Paradise (Not for Me)" y sorprendía con "Amazing" y "Nobody's Perfect".
 

"Erótica" (1992)

Convertida en la reina del sexo gracias al libro de fotos eróticas "Sex", censurado en librerías y ahora pieza de coleccionista, Madonna lanzaba con él su propio sello (Maverick Records), se mostraba desnuda por dentro y por fuera en este trabajo y daba a conocer a su "alter ego" Mistress Dita. Una versión de "Fever" y cortes como "Deeper and Deeper", "Rain", "Why's It So Hard" o "In This Life" se hacían imprescindibles en su repertorio.
   

"Rebel Heart" (2015)

Para muchos un fracaso, para otros un éxito, lo que está claro es que es un disco que no ha dejado indiferente a nadie y que en su versión más extendida escondía lo mejor del álbum. Diplo, Avicii y Kanye West fueron sus colaboradores más estrechos y canciones como "Beautiful Scars" o "Addicted", que formaban parte de un segundo CD, eran de lo mejorcito. En el álbum, uno de los más eclécticos de su carrera, hay pop, house, reggae, góspel... y grandes temas como "Rebel Heart", "Living for Love" o "Ghosttown".
 

"True Blue" (1986)

Si por algo pasará a la historia este disco es por contener uno de los mejores temas de Madonna, "Open Your Heart", además de "Papa Don't Preach" o "Live to Tell", y por supuesto "La isla bonita", en la que por primera vez mostraba su admiración por lo español y el flamenco. Para la producción contó con Stephen Bray y Patrick Leonard.
 

"American Life" (2003)

En plena Guerra del Golfo y con el mundo en pie con su "No a la guerra", Madonna se vestía de militar y se rodeaba de banderas para el vídeo de presentación de "American Life", finalmente censurado. Se publicaron singles tan dispares como "Hollywood", "Nothing Fails" y "Love Profusion". El disco no fue un éxito, pero ella siempre lo ha defendido a capa y espada.
 

"Hard Candy" (2008)

Madonna celebraba su 50 cumpleaños y entraba en la madurez con "Hard Candy", un disco que presentaba en directo con la doble gira "Sticky & Sweet Tour", que abría, para que no hubiera la menor duda, sentada en un enorme trono. Producido por el rapero Timbaland y el cantante Justin Timberlake, con quien grabó a dúo "4 Minutes", era un trabajo muy urbano con temas como "Candy Shop", "Give it 2 Me" o "Miles Away", una de sus mejores canciones.