FACEBOOK TWITTER WHATSAPP

LA CABRERA

 

 

Texto: Alejandra Arnez

Fotos: Juan Pablo Escóbar

Son las 18:00 y la temperatura aún está alta. Sin embargo, al ingresar al restaurante La Cabrera el cliente se olvida de lo que pasa afuera porque el lugar lo transporta a la Argentina, país de donde proviene la franquicia, que hace más de un año funciona en Santa Cruz. El ambiente es como para confraternizar con amigos, familia, colegas y con el enamorado o el esposo.

Cada muro del restaurante cuenta una historia a través de su decoración. Mientras la mirada se pierde en cada detalle de la ambientación se escucha que el pedido, una tentadora punta de ‘s’ está servida y lista para la mesa. Es casi imposible que el sentido del olfato no se sienta seducido por el olor que despide la carne argentina, con una maduración de 21 días y cocida a término medio.

Además de la punta de ‘s’, el plato estrella de este restaurante es el famoso ojo de bife

La presentación del abundante plato, que es ideal para compartir entre cuatro personas esta vez tiene una pequeña variación por el homenaje a la efeméride cruceña. El chef de la casa le agregó un toque camba con unas yucas fritas y crocantes y un arroz graneado decorado con perejil de corte fino. Los acompañamientos de este suculento plato son las famosas lupas, que son guarniciones de una variedad de ensaladas, como la de peras al oporto. 

La experiencia La Cabrera no termina allí, para hacer sobremesa hay unos buenos vinos argentinos y chilenos. Además para hacer más sublime esta deliciosa cita el cliente puede cerrar con broche de oro con un arroz con leche, muy típico de esta tierra, o flan, que es uno de los postres más apetecidos por los asiduos comensales.

Gastón Riveira, el fundador de La Cabrera, una franquicia argentina 

Conquistando paladares 
La Cabrera S.A. ya lleva más de un año acompañando al pueblo cruceño y por la delicia de sus platos y su atención personalizada cuenta con una gran aceptación dentro del público que los visita, el cual es ampliamente conocedor de la carne a la parrilla. 

La Cabrera Bolivia ha sido constituida por empresarios cruceños que han decidido invertir en esta sucursal que tiene su origen en Buenos Aires y está posicionada como una parrilla de culto, situándose dentro de los mejores restaurantes de la ciudad cosmopolita e incluso reconocido a escala internacional dentro de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica por cuatro años consecutivos.

Este grill restaurante es una marca que rescata los valores y costumbres del gaucho de campo en una atmósfera acogedora y amigable, donde uno se siente como en casa disfrutando de un trato cercano y personalizado que  propicia disfrutar de la buena carne, acompañada de originales guarniciones y una atención de excelente calidad.

El alma de La Cabrera
Este auténtico estilo de parrilla argentina comenzó a funcionar el 2001, de la mano del chef Gastón Riveira, quien pensó en todos los detalles posibles para hacer de La Cabrera una experiencia única y que dé ganas de repetir muchas veces. 

Abrió sus puertas en Palermo. Gastón, su fundador, es una persona apasionada por la cocina y en especial por la carne, que ni bien dejó la escuela, se dedicó a estudiar cocina en Argentina, Brasil y Francia. Luego se puso a trabajar en un par de restaurantes para tener la experiencia necesaria para concretar su sueño con este concepto único, la experiencia La Cabrera. 

 


El flan es el postre más vendido de La Cabrera
y el arroz con leche el más tradicional de Santa Cruz

 

 

PARA DELEITARSE

“La Cabrera también tiene un amplio menú, en el que incluyen pastas, variedad    de vinos de buena calidad y una delicia de postres ”

JULIEDITH HOYOS 

“El restaurante ha sido elegido para celebrar ocasiones especiales, como pedidas de mano y matrimonios”

IRIS VÁSQUEZ